¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 27.Julio.2017

Estás en: distancia

distancia

contenidos / pág.6 contenidos 1 pág.Ordena por
Enviado (11/04/2014) - Enviado por JOEL FORTUNATO
CONDESCENDIENTE
( Texto Experimental Neosurrealista )
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Con
Descendiente
El
Abuelo
Padre
Hijo
Piensa
Siente
Asciende
Por
El tiempo
En que nada
Es igual
Sobre
El agua
¡ Qué corre !
En los párpados de una gota
En los recuerdos de una pestaña
En los momentos de los huesos
En los sentimientos de la piel...
Donde bajan los antecesores que llegaron tarde al humo
con la base de arenisca, y cuatro metros de suspiros en
las nubes, que en sus manos tienen que pagar sus multas
altas, al horizonte que no se disculpa, ni con su equipaje
baja por las montañas, alrededor de la cabeza nudosa de
un báculo de tiempo, alambicado en el rostro de un reloj
desorientado, en los muslos de una brújula, que trota por
la tierra de los toros... ¡ Condesc...
PÓCIMA CARA
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
El
Rostro
De papel
Tiene hambre
De tinta fuerte ya
Que persigue una calle
Por el espejo débil drama
Licuando al fuego de casa y cuchara
De cama y tenedor de puerta y tristeza
Pintando de noche las ventanas sedientas
De la vil justicia sanguinaria con el tedio raudo
Adulterando al auditorio del armario lento
Estrechando los aplausos del cementerio
En la obscuridad erguida que inventa
En la frenética copa que teje latidos
En la caja monedas que afiebran
Odios horizontales honorables
Pésimas piedades pintables
Laudables lenguajes lanza
Papeles entintados
Licuados caros
El papel mortecino del humo ha sido piedra
en la cabellera del silencio caballero pardo
con la tormenta de las algas en las pupilas
y la danza de los musg...
Estrafalaria Estulticia
_ Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Me guardó entre la distancia cuarenta años.
Peyorativo, afable, con frecuencia pampirolado.
Cuando lo contemplo sentado en un recuerdo
descubro el espejo que perdió su reflejo, que
de tanto mirarse aprendió a morir, después de
la serena determinación detrás suyo...
Clarinado dardo, cubierto de bulo, vituperio,
y escarnio, con los anhelos por la intrincada senda,
anudando el color a los pálidos pinceles, y de
nuevo a los claveles con el centro de la luz hundida.
Ahí, el reloj meditaba en una estatua que tiene que
pedir prestada su sombra a la ventana, sin orden
ni concierto, en las relaciones más profundas de
un secuaz aficionado a la superficialidad benévola,
enfusado en la egresión viscosa por deshilvanar
el mism...
LA MÁQUINA DE SUEÑOS
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
...Bajo la piel es más obscura qué la noche sobre
...la cama de piedra con el sabor espinoso grácil...
Ella no dijo nada; El olor aceitoso era agradable
en un ángulo de cada destorcido tornillo, cableado
al estilo barroco del humo, mostrando sus carátulas
sobre la mesa en qué se apoyaba. Un gallo a lo lejos
tal vez tuviera qué ver con el mismo perfume arenoso
del sol en diferente mañana. Ayer dos extremos de
luna habrían querido salírsele del traje plateado a
cierta distancia del pico emplumando su canto con
la cresta al fondo del patio. Por fuera un ciprés azul
somnoliento tendía lentamente sombreada la tarde
navegante gris, con los ojos fijos en un punto dónde
la meditación se hunde, frívola, entre las hojas de
lo...
Enviado (30/11/2010) - Enviado por Kwolf
Mis manos buscan tu espalda
mi cabeza tu regazo
mis ojos tu ardiente mirada
mientras mi corazon, mi corazon
busca sus latidos en alguna parte
de los recuerdos que tengo de ti...
Mis manos buscan las tuyas,
mis manos siguen vacias,
mis manos se aferran a mi cabeza
mientras pienso en ti...
Estas lejos y solo mis manos
no alcanzan...
...
Se podría decir que su vida fue una aventura.
En los últimos quince años se había mudado trece veces, un continuo ir y venir que incluyó vivir en cuatro ciudades distintas, sin contar los cientos de noches de hoteles y las muchísimas ciudades dentro y fuera del país que conocieron de sus pasos.
En cuanto al trabajo, desempeñó sus actividades, en el mismo período, en seis diferentes ocupaciones.
Tuvo siete autos distintos y cambió tres veces de esposa, y esto sin contar un centenar de mujeres más que, esporádicamente, conocieron de su piel.
Se había caído mil veces y se había vuelto a levantar, n su eterna costumbre de ir del cielo al infierno, sin escalas.
De pronto, despert...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar