¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 27.Julio.2017

Estás en: Evocación

Evocación

contenidos / pág.89 contenidos 9 pág.Ordena por
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ir a siguiente páginair a última página
Enviado (30/11/2013) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Etiquetas: Evocación
Tus dulces labios
son rosa para mi corazón,
playa desierta
con espuma de ardor.
Mi beso luce carmesí
en tus sedientos labios,
y el tibio contacto
produce en mis adentros
vivaces lampos.
Una poderosa voz
abraza al mundo,
hiende oscuridades
y vientos de tormento.
Te siento, tu desnudez es clave
en mi desconsolado firmamento.
Te quiero, como lira para mis versos,
como nenúfar para mi carne,
como dulcificante gota
para mis turbulentos adentros.
Juan-José Reyes Ríos
Extracto del poemario “Fábula y poesía”.
Web: http://www.galeon.com/jjreyesrios...
Enviado (30/11/2013) - Enviado por homero52
Etiquetas: Evocación
Tu colosal ímpetu
supera mi visión
del dinámico acontecer;
a ti me entrego
en absoluto reposo,
condescendiente,
libre de cualquier prejuicio.
No sólo tu superficie ondosa,
sino tu mundo submarino
ensanchan mi humanidad.
Abajo, un bullir de vida,
arriba una cúpula celestial.
Soy sensible a tu verdad,
a tu asombrosa renovación,
a tu belleza singular.
La sal de los ríos
que desembocan en ti,
¡cómo te nutren de verdad!
Resalada es mi presencia
cuando te observo de cerca
y veo en tus lindos amaneceres,
en tus suaves atardeceres,
y en tus briosos anocheceres
el misterio de la vida
cumpliendo una función sin par.
Juan-José Reyes Ríos
Extracto del poemario “Fábula y poesía”.
Web: http://www.galeon.com/jjreyesrios...
Enviado (29/11/2013) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Etiquetas: Evocación
Tu amor me traspasa,
suscita suaves temblores nocturnos,
y centellea la ternura
en las íntimas yemas de los dedos.
En espiral de caracola
van acentuándose nuestros ritmos;
nada acontece bajo el azul del cielo
que la espesura de la sangre no lo sienta.
Navego sin barca ni remo,
fluyo por un manantial de alegría
que goza con mis parcas lágrimas.
Entre mis brazos no duerme,
sino que respira bien despierta,
la certeza que de mis labios bebe.
Un mínimo descanso,
en la alcoba reluciente,
a un ámbito lejano me transporta,
y oigo sinfonías siempre crecientes.
Me pierdo en el corazón
de melodías placenteras;
ya abarco el azur como en sueños.
Y mi ardoroso rostro,
mimado por el suave roce
de tus largos y lacios cabellos,
parece volar con desenfreno,
recorriendo los tersos bo...
Enviado (29/11/2013) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Luce tu semblante
cual abierta ventana
a un cosmos pleno de dicha.
Ardiente es la sibilina mirada,
rosáceo el velero de tu sonrisa;
tu suave piel un mar de espejos
con sensaciones vívidas.
Miro tus seductoras curvas
y nace una flor en mi pecho;
mis aires de ilusión se inflaman,
los besos ya no tienen techo.
Tu mar despierta
con sus vivaces ondas;
el cielo de mis adentros,
trenzando ramos en mi cristal,
se desvive con claros acentos.
Ya no desfilan tediosas horas,
y el incontenible momento
sonríe fervoroso
ante la brillante luz crepuscular.
En un blando lecho danzamos.
Siento el batir de embates,
la musicalidad del oleaje;
y musitando, acariciando,
despertamos innumerables pájaros
en arbórea hondura anidados.
Juan-José Reyes Ríos
Extracto del poemario “Fábula y po...
Enviado (28/11/2013) - Enviado por homero52
Etiquetas: Evocación
Has de saber que
aquel que te formó
lo hizo a su medida,
como era de esperar.
Eres fruto de una mente
que buscaba asiento
para las posaderas
de su fatigado cuerpo,
o para poder con las manos
plácidamente trabajar.
¿Dónde tu libertad?
Hasta las moscas,
en el cálido verano,
se posan en ti
sin ninguna admiración,
sin la menor caricia,
quién sabe si dando bostezos
de aburrida sobriedad.
Solitaria, ajena al paso
de los transeúntes,
no te apoyas en versos
de poetas, ni en fantasías;
no hay luz en tu quietud,
ni revelas ansiedad,
quizá un poco de osadía,
al ser y ahí, estar.
¿Para qué vivir como silla,
si no puedes tu cuerpo levantar?
Con un golpe de imaginación,
quizá existirías en otro lugar.
Penosa es tu existencia,
sin un tacto, sin un vibrar,
que estén firmem...
Enviado (28/11/2013) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Etiquetas: Evocación
Quizá oirás un latido
en el corazón de la palabra,
y tu sublime cristal,
cual caracola en espiral,
al cariño y amor se abra.
Labios y corazones,
besos, caricias y silencios,
sensualidad de mar desbordada,
y una oceánide cantando
bajo misteriosas aguas;
cantos de cara y cruz,
cantos de amor y esperanza,
todo ello cual visión clara.
La memoria es un bosque,
cuyas orillas se pierden en lontananza;
hay sueños con plumajes de luz y viento,
y pájaros que deslumbran sin habla.
Por mis venas cunde un ritmo,
de poeta sideral es su escarcha;
y abriendo el vasto ojo interior,
advierto huellas de fecundidad
y estelas de amorosa fragancia.
Un beso, una flor, un sueño,
algo se agita o danza;
el blancor de la palabra,
el silencio no puede mudar.
Esa mano cariciosa,
esa sonrisa ...
Enviado (28/11/2013) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Etiquetas: Evocación
Tu beso se explaya
por mis cavernosas riberas,
me aviva, me tienta,
navega por mi piel
sin barco ni remo,
y cómo me engolfa.
Abanica mi dulzura,
desborda mi sueño;
y, luego, la caricia
es lluvia desnuda,
fondo lunar para mi tacto,
yemas tanteando felicidad.
Quiero amarte
por encima de mi boca
y mis radiantes aires;
llegar a ti suspendido,
latiendo con sublimes vocablos,
goteando versos azules,
profundamente soñolientos,
y extinguirme en tu seno,
para renacer en el irisado
árbol de tu esperanza.
Tú eres mi luna,
mi verdadero cielo,
la espuma que conmueve
mi ardiente mar,
cuyas aguas, sin ti,
perderían realidad.
En silencio te miro
desnuda en el lecho,
y advierto suavidad de duna,
dicha de arena pura,
canto de flor ilusionada.
Juan-José Reyes Ríos
Extracto ...
Enviado (27/11/2013) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Etiquetas: Evocación
Yo no vivo en mis versos,
mis versos viven en mí,
colmando mi manantial.
Los siento cual si los viera
como individuos en ajetreo,
no como turba nocturna
que loca vagabundea
hermoseando su figura.
Ellos oscilan entre el ser
y el borrascoso no ser;
pero son encendidos,
a menudo fervorosos,
y se complacen en separar
espesas sombras esquivas.
Mis versos han nacido con el mar,
con los susurrantes ríos,
con la sedante lluvia.
Mis versos no son escaparate,
ni hay en ellos mera verbosidad.
Yo no vivo en mis versos;
ellos son caminos de mi abandono,
o de mi terca lucidez. No sé.
Considerando mis estados anímicos,
con los versos voy,
con los versos regreso.
Imágenes, metáforas, tropos...
¡qué más da, si todo es sueño!
Juan-José Reyes Ríos
Extracto del poemario “Fábula y p...
Enviado (26/11/2013) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Etiquetas: evocación
Conciencia independiente,
ensueño del pasado,
incontenible belleza,
soledad buscada,
paisajes para el abandono
donde sólo se advierte hermosura,
selvatiquez de hastiadas horas;
extranjero en el terruño,
un inmenso cielo poético
que paulatinamente se derrumba,
un son que se antoja lejano,
glorias del ayer fenecido,
olla de grillos para hoy,
estrellas de la Poesía que,
apartadas del ser social,
van perdiendo su innato brillo;
vasta tradición huidiza,
modernidad ahogando
un longevo existir;
todo ello, cual sombra perdurable,
convirtiendo en humo, en nada,
un sentir que viene floreciendo
desde tiempo inmemorial.
Si esas inspiradas palabras
alcanzan las nubes,
si esos tiernos brotes
del sentir universal
con las flores se confunden,
si ese fulgurante lenguaje
al ámbi...
Enviado (26/11/2013) - Enviado por homero52
Etiquetas: Evocación
Se diría que en aquella terraza
tan distante de la gran ciudad,
por la que discurría un manantial,
se celebraba un espectáculo
cual sueño de una civilización.
El fénix la sobrevolaba,
batiendo sus poderosas alas,
dejando invisibles estelas
por encima de templos y chozas.
Ningún campesino ni pastor
habría soñado con tal visión
en el azur del inmenso cielo.
Sólo un poeta amigo de Baco,
bebedor de purpúreos vinos,
extraídos de generoso arroz,
pudo registrar semejante esplendor
con su adormecida pluma. Y exhortó:
"Tabernero:
un poema por una jarra de vino.".
Y he aquí que el tabernero,
sintiendo que en el fondo
de su abigarrada alma
aleteaba tan majestuosa ave,
intercambió jarra por poema.
Y finalmente expresó:
"Esa gaya ave toca tan alegremente
mi ya agitada concienc...
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 ir a siguiente páginair a última página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar