¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Lunes - 18.Diciembre.2017

jose ramon muñiz alvarez

contenidos / pág.1114 contenidos 112 pág.Ordena por
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 2 3 4 5 6 7 8 9 10 ir a siguiente páginair a última página
Videre: http://jrma1987.blogspot.com
Para María Dolores Menéndez López
Soneto I
El viento helado que rozó el cabello,
llenándolo de escarcha y de blancura,
no osó matar su hechizo, su ternura,
sus luces, sus bellezas, su destello:
Manchado de granizo fue más bello,
más puro que la nieve cuando, pura,
desciende de los cielos, de la altura,
tan diáfano que el sol luce en su cuello.
Hiriéronla los años, la carrera,
el rápido correr hacia el vacío,
más no perdió la luz de su alegría.
Sus risas, floración de primavera,
fluyeron como, rápida en el río,
el agua en su correr, helada y fría.
2005 © José Ramón Muñiz Álvarez
“Las campanas de la muerte”
Primera parte: "Los arqueros del alba"
Todos los derechos reservados por el autor.
José Ramón Muñiz Álvarez
(Breve reseña)
José...
LOS ARQUEROS DEL ALBA-1
Videre: http://jrma1987.blogspot.com
Soneto I
El viento helado que rozó el cabello,
llenándolo de escarcha y de blancura,
no osó matar su hechizo, su ternura,
sus luces, sus bellezas, su destello:
Manchado de granizo fue más bello,
más puro que la nieve cuando, pura,
desciende de los cielos, de la altura,
tan diáfano que el sol luce en su cuello.
Hiriéronla los años, la carrera,
el rápido correr hacia el vacío,
más no perdió la luz de su alegría.
Sus risas, floración de primavera,
fluyeron como, rápida en el río,
el agua en su correr, helada y fría.
2005 © José Ramón Muñiz Álvarez
“Las campanas de la muerte”
Primera parte: "Los arqueros del alba"
Todos los derechos reservados por el autor.
José Ramón Muñiz Álvarez
(Breve reseña)
José Ramón Muñ...
http://jrma1987.blogspot.com/
Nació, lejana, la aurora
y, ya sobre el horizonte,
descubrió su luz el monte
y el cielo del que es señora.
Y con su gala enamora
al mozuelo en el camino,
que, en el monte peregrino,
con pan, con chorizo y queso,
tras tanto esperar su beso,
besa la bota de vino.
Nació, lejana y tardía,
la llama de la alborada,
sobre el cielo, alborotada,
que cubrió la noche fría.
Y llegó la luz del día
a este paraje vecino,
que, en el monte peregrino,
con pan, con chorizo y queso,
tras tanto esperar su beso,
besa la bota de vino.
Nació, de hermosura llena,
sin traiciones ni embelecos,
y oyó la voz de los ecos
que, alegre, en las brañas suena.
Y, como ayer la azucena,
la saludó mortcino,
que, en el monte peregrino,
con pan, con chorizo y queso,
tras ...
José Ramón Muñiz Álvarez
“ESTAMPAS DE LOS MARES DEL CANTÁBRICO”
Impresiones pictóricas de los piélagos del
Norte.
http://jrma1987.blogspot.com
PRIMERA
“El viejo acantilado, junto al puerto”
-No hay nada más hermoso que los mares-, se dijo al contemplar tanta belleza.
Las rocas escarpadas se hacen pardas, al despertar la luz con un bostezo. La brisa llega suave de los mares, herida del salitre que las olas esparcen en el aire, al estrellarse. El viento se hace beso entre las piedras remotas de las playas arenosas. Las nubes seguirán su rumbo incierto, como una lancha roja que navega los mares azulados e infinitos. Las rocas escarpadas se hacen pardas, al despertar la luz con un bostezo. La luz del alba vuelve con apuro, y, al despertar las costas, despereza las últimas tristezas de ...
Enviado (27/04/2012) - Enviado por Jose Ramon Muñiz Alvarez
Visite http://jrma1987.blogspot.com
No pudo ser más bella la mañana detrás de aquellas sierrasimpetuosas que alzaban sus calizas con orgullo. El sol corrió el extensofirmamento, forjando, con su paso, los colores del alba perezosa, entre lasnubes. Y pronto las bandadas de estorninos corrieron esos cielos apagados quequieren los otoños caprichosos. El aire siempre fresco de diciembre buscabaentre las ramas de los árboles las hojas esparcidas por el suelo.
–¿No dices que la caza es abundante?–, les dijo con untono de reproche, llevándose el cigarro hacia los labios–. Ni un pájaro malditose ha movido, y entre las hojarascas no se escucha ni el canto del gorrión másmiserable.
Los otros lo miraron con desprecio, sabiendo que es costumbre poco digna culpar a los demás, sihay poca caza.
–Perd...

http://jrma1987.blogspot
EL CANTO DEL AUTILLO EN LA BUHARDILLA
Los troncos de los árboles, ya muertos, les sirven de mansión a los mochuelos que habitan lo profundo de los bosques. El cárabo es más tímido, si acaso, pues vuela sigiloso, entre los robles, cazando ratoncillos y batracios. En cambio, la lechuza y el autillo no temen instalarse en las buhardillas, de las casonas viejas de la aldea.
El mes de abril, que suele ser lluvioso, también tiene sus tardes encendidas de sol y luz, de magia entre los árboles. Mas, al llegar el brillo del ocaso, se escuchan los autillos en los parques, que llaman al amor en plena noche. Los más supersticiosos tienen miedo, y dicen que convoca al aquelarre de brujas en los montes colindantes.
De niño, en la buhardilla de la abuela, sentí la voz crisp...
LOS ARQUEROS DEL ALBA-1
Videre: http://jrma1987.blogspot.com
Soneto I
El viento helado que rozó el cabello,
llenándolo de escarcha y de blancura,
no osó matar su hechizo, su ternura,
sus luces, sus bellezas, su destello:
Manchado de granizo fue más bello,
más puro que la nieve cuando, pura,
desciende de los cielos, de la altura,
tan diáfano que el sol luce en su cuello.
Hiriéronla los años, la carrera,
el rápido correr hacia el vacío,
más no perdió la luz de su alegría.
Sus risas, floración de primavera,
fluyeron como, rápida en el río,
el agua en su correr, helada y fría.
2005 © José Ramón Muñiz Álvarez
“Las campanas de la muerte”
Primera parte: "Los arqueros del alba"
Todos los derechos reservados por el autor.
José Ramón Muñiz Álvarez
(Breve reseña)
José Ramón Muñ...
http://jrma1987.blogspot.com
En la pampa, raudo, el viento,
entre las sombras oscuras,
recorre viejas llanuras
hacia un brillo ceniciento.
Pronto ha de ser firmamento
la llama que, con derroche,
llena de luces su coche
y enciende, claros, sus rayos,
por donde van sus caballos
llevando su heroso broche.
Y luce el oro radiante
sobre la plata argentina,
y su fuego se avecina
y se enciende en un instante.
Se derrama, delirante,
como la nieve y el hielo,
esa luz que, desde el cielo,
da vida a las buenas gentes,
hombres honrados, valientes,
aunque faltos de consuelo.
Y donde el gaucho encendida
ve la luz de la esperanza,
siente otro mal que le alcanza,
si no le roba la vida.
Esa templanza perdida
que da dolor a sus ojos,
llanto al pecho, con enojos,
porque el hombre e...
http://jrma1987.blogspot.com
Visite: http://jrma1987.blospot.com
Bajo un cielo despejado
arde la luz del lucero
que saluda al mundo entero,
donde duerme el campo helado.
Reflejándose en el prado
la llama de su corcel,
mira al sol a ese doncel
que avanza por el camino,
donde corre, peregrino
en busca de San Michel.
Por el amor ya rendido
y por sus leyes juzgado,
huye de allí, desterrado,
enterrado en el olvido.
Muchacho de amor vencido
que, sin responderle aquel,
mal pudo vengarse en él,
entre dulce y mortecino,
donde corre, peregrino
en busca de San Michel.
Y, llegado a Normandía,
por la campiña callada,
pisa el prado con la helada
y en ella la luz del día.
Siente la vereda fría,
mira en la costa un bajel,
halla en el cielo el clavel
de un sol que luce mezquino...

http://jrma1987.blogspot.com
No olvidó la madrugada
quebrar, con su raro hechizo,
ese llanto de granizo
en que estaba aprisionada:
castillo de la alborada,
adornado de oro viejo,
dichoso nació el reflejo
que, en el cielo silencioso,
el velo rompió brumoso
con su dorado bermejo.
Y los primeros albores
que trazaba, soberana,
en su lienzo la mañana
eran débiles colores:
más bizarros resplandores
pudo ver la luz del día
cuando ya el sol encendía
la magia de su hermosura,
al coronar, en la altura,
su gracia y su nombradía.
Por eso, al nacer el día
sobre las playas y mares,
la brisa en los castañares
corre llena de alegría,
que quiere la brisa fría
mostrarse clara y serena,
que la voz del aire llena,
sabiendo que su sonido
cruza el espacio atr...
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 2 3 4 5 6 7 8 9 10 ir a siguiente páginair a última página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar