¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Viernes - 20.Octubre.2017

juan-josé reyes ríos

contenidos / pág.126 contenidos 13 pág.Ordena por
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 2 3 4 5 6 7 8 9 10 ir a siguiente páginair a última página
Enviado (26/10/2013) - Enviado por homero52
Eres tú, mujer,
el móvil de mi inspiración,
la blanca mano que levanta
el odioso cáliz que me envuelve,
la que aparta el oscuro velo,
la maraña social que atenaza
mi cautiva visión del mundo.
Entonces me fijo en tus ojos
-en esas negras pupilas alentadoras,
las que bucearon en la vistosidad auroral,
esas que abrieron cielos de luz,
de esa luz que besa con rostro invisible,
vibrando con fervor y alocado ritmo-,
¡ay!, y siento cómo las Musas
están muy por debajo de vos,
ahora, mi inseparable compañera,
cielo donde se alojan mis nocturnidades,
nido donde voy ajustando los vocablos,
matizando toda expresión, animando
las bellas frases aún dormidas.
Sois la Venus de mis fundamentos,
la brisa que acompaña la sonoridad
de mis ritmos internos, la compañera
que con candoroso ...
Enviado (25/10/2013) - Enviado por homero52
Como la primera luz,
cariciosa, mitológica,
de una majestad irracional,
sembrando el oro de sus rayos
por doquier, hasta en el submundo;
así presiento la verdadera dicha,
el anhelado rapto de superación.
Mi visión panteísta trae a colación
a insignes personajes
que mantuvieron firmes sus pupilas,
siendo desposeídos de todo.
Yo soy sensitivo y sensual,
mis horas de resonado estruendo,
lo sé, aún están por llegar.
Pero respiro cada amanecer
con la vistosa vejez de la aurora,
me nutro de sus sonrosados dedos,
la hago mía en ese espejo inmaterial
que hay en los insondables adentros.
Quiero ser profano, muchas veces,
enternecerme con la melodía del pájaro,
que efusivo canta en la rama,
ahuyentar monótonas monografías,
y ascender en espìral al espacio,
ofreciendo todo mi ...
Enviado (25/10/2013) - Enviado por homero52
Ladrillo sobre ladrillo,
denodado ajetreo con sol
y quizá música suave.
El viento, flechando
el goce verdadero,
sopla voluptuoso,
secando perladas gotas
de un esfuerzo considerable.
La pared se alza,
con su verdad y su viaje,
carente de demonio y mística,
como obra de un aliento
ajeno a su sueño y talle.
Ya son cuatro paredes
cerrándose con gracia,
sin correspondencias,
sin nítidas vocales.
Pero son naturaleza
que satisface al hombre
reflejado en un espejo vibrante.
Ahora es una casa con hambre,
necesita de pequeños objetos,
y una visión de calle.
¡Cómo evapora su ardor
al verse por fin completa,
tapándose del aire sofocante!
Juan-José Reyes Ríos
Extracto del poemario "Fábula y poesía".
Web: http://www.galeon.com/jjreyesrios...
Enviado (23/10/2013) - Enviado por homero52
Si supieras, flor,
cuánto es tu perfume
y cómo agrandas
mi animosidad...
Veo en tu cáliz
-ay, sueño de mi infancia!-,
lo más puro y escogido
de mi humana visión.
Tanta penetrante fragancia
no cupo en otra criatura,
tanta vistosidad no hubo
en jardín de femeniles delicias.
Tu compleja arquitectura,
esa anatomía sideral
me llena de pasión,
de embudo, de látigo,
de viento y paraíso.
¿Por qué será que tu aroma
enciende dentro de mí
una hoguera floral,
un abecedario ingenioso,
una exótica flotación
entre la Belleza y la Vida?
Así llenas mi espacio interior,
fácilmente me desbaratas,
logras mi completa serenidad.
Y yo, al fin, te beso dulcemente,
como flor respirando en mis adentros,
con tu gracia, tu fin,
y tu suave jovialidad.
Juan-José Reyes Ríos
Extracto del po...
Esos monstruos de la imaginación
que me muestran decorosamente
una visión rítmica de las tinieblas,
saben que soy un mero poetastro,
alguien que juega con las palabras,
con la música de armoniosos fonemas,
que conoce la vida libresca,
pero que ha asaz tiempo
se apartó de la realidad social.
Lo saben, sí, lo saben.
Pero ignoran que mi orbe invisible
no es volandero, sino que se agarra
firmemente en las columnas
de esa tan enojada realidad.
Entre la eternidad y la nada
trazo una línea de ilusión,
suscitada por mi inspiración,
línea que no cesa de considerar
la faz del hombre, sus atributos,
y cómo nos vamos alejando
de aquel mundo ideal de hermandad.
Mi lenguaje poético es auténtico,
aunque no sirva para nada;
y si busco una renovación verbal,
es para llegar mucho más...
Enviado (20/10/2013) - Enviado por homero52
Tengo sed de ti:
estrella de mi gran sueño,
velero de mi océano infinito,
luz de mi deleitoso anhelo.
Tu corvo cuerpo
-siempre de criatura en abril-,
suscita en mi grave rostro
una visión de eternidad,
como beso que navegara
por un universo de amor,
claro, preciso... sin temblores,
buscando la hermosa realidad
de un sueño cristalino,
de gigantesca faz sin secretos.
Es entonces cuando desciendo,
por un tobogán de suavidad,
a unos labios de lisura
que pronuncian mi nombre,
entre estrellas que lucen arrobadas.
Ahí, en ese íntimo rincón,
nunca existe la finalidad,
pues el término es un pájaro cantarín
que agita constantemente sus alas
en torno a deslumbrantes rosas.
La carne, el desnudo del ser
no es oscuridad, ni molde de perplejidad,
ni desdoro para el veedor,
sino...
Enviado (20/10/2013) - Enviado por homero52
Música y poesía,
fábula y signo...
inspiración y consuelo.
Recorre el poeta
espumosas nubes en su vuelo,
se estremece, abre los ojos...
no hay atajos
para su descubrimiento.
En la hora sibilina,
cuando todo retrocede,
cuando la anatomía sufre
ante tan bárbaro desconcierto,
él toma papel y pluma,
marca los límites de su gesto,
levanta su débil voz,
y ya no hay hondo mar,
ni abismo cierto
que interrumpan su objeto:
buscar nueva luz,
una leyenda con su acento,
con su rayo y su trueno,
con la huella del que alienta,
en la terrible confusión,
no sólo silencio.
En su espejeante memoria
fluye la realidad cotidiana,
mas él anhela rebasar
aquella invisible linde
que hay más allá de su cielo.
Tiende su vasta mirada
y ya descubre la afirmación
de un nuevo firmamento.
J...
¿Acaso llega a tu corazón,
joven lector, este impetuoso flameo,
este descomunal arrebato,
esta estampida de rítmicos versos,
surgidos de la ennegrecida chimenea
del ya colérico y ruinoso hogar?
Mas nacerán vocablos levantiscos,
estrofas que, de pluma vigorosa,
reanudarán el anhelado ascenso social,
luces que, de taciturnos ojos,
den paso a una nueva luz,
más dulcificadora, menos voraz.
Regresará a la raíz del mundo
el soberano entendimiento,
libre de torpes rodaduras,
de pisadas abismales,
de transportes carentes de verdad.
La necesaria nueva luz de los ojos
apartará, del seno social,
falsas redes, oscuros lazos,
demagogias aberrantes,
aquella farsa que se mostró con tenacidad.
Es el momento de pulverizar lo inservible,
los hoscos engendros sin razón,
todo aquello q...
Enviado (19/10/2013) - Enviado por homero52
Faltan labios que labren
dulces sonidos de luz y cielo,
labios con afán de claridad,
que reaviven mortecinas memorias,
y despojen a la aurora
de controvertidos designios.
Y tantas aladas voces,
tanta nefasta sinrazón,
no pueden apocar
la ya tan débil acogida:
íntimo momento de aproximación
a la indubitable verdad del mundo,
a las cuitas que irremediablemente
se alargan hasta los dedos.
Pero no son labios temblorosos,
ni sufren tentaciones mundanales,
ni se dejan enlazar por el marasmo.
Son labios que palpan la realidad
sin dejarse amilanar por falsos sueños,
sin fingir que no hay herida
cuando la sangre brota aderredor.
Si los labios dejaran de soñar
en aquella prístina luz,
si la lengua dejara de sufrir...
un hallazgo cruzaría el humano firmamento,
como pájaro can...
Enviado (18/10/2013) - Enviado por homero52
Son bellas palabras
en el espacio y en el tiempo,
plasmación en exquisito verso
de un mundo interior,
de una asombrosa intuición
que penetra en la realidad invisible.
Es un poeta puro, del alma,
modelando el idioma
a la medida de su sentir;
explayándose en lejanas riberas
de un océano interior que suspira,
que deja sentir su oleaje
en el más crudo exterior.
Es lírica suprema
al servicio de una expresión
que no se podrá tildar de manida,
acercándose al giganteo ojo
que mantiene en su visión
los dos polos del existir:
universo y conciencia individual.
Pero, a veces, ese poeta oscuro,
dormita en un extraño azur
que refleja unos ojos luminosos
de mujer, sosteniendo pacientemente,
el verdadero afán de la humanidad.
La música, allí, es oleaje de mar.
Ella no se le acerc...
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 2 3 4 5 6 7 8 9 10 ir a siguiente páginair a última página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar