¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Lunes - 01.Mayo.2017

Estás en: Poesia

Poesia

contenidos / pág.29 contenidos 3 pág.Ordena por
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 ir a siguiente páginair a última página
Enviado (24/04/2017) - Enviado por marces | Autor: Mariano César Flores Moreno
Etiquetas: Amor, Dios, Musa, madre, mujer, poesía
Mujer,
quien no llegaste tarde a mi vida,
para cubrirme de encanto, pasión y fantasía.
¿Cómo no he de dedicarle un momento a tus ojos,
si de ellos se alumbra mi horizonte en tus pasos?
¿Cómo no he de dedicar éste momento a tus manos,
si en ellas se cobija mi alma en tus rezos?
¿Cómo no he de dedicar éste momento a tus labios,
si de ellos alimento mis palabras cuando me hablas de la paz que calma mis batallas?
¡Cómo no he de devolverte tus momentos, vida,
si en ellos me estaciono y de ellos suyo soy!
Habita en mis versos el porqué de hacer poemas.
Simplemente hablo con el idioma que hablas,
con el que Tu me hablas, 
de aquel que tan sólo entiende un corazón como el tuy...
CIEGA DE TI

  Me has cerrado los ojos. No puedo ya verte a través de la espesura incendiada que nos separa. No. No. No puedo.
Lejanía de tarde rota. Gris de bombilla enceguecida. Tus pasos resuenan como granizo en mis oídos de loba herida, huérfana de manada.
Aulladora de soledad quemada, espiro hielo que hiende mis recuerdos. Perdida en mi colina, lanzada al espacio sideral y sordo, doy vueltas y vueltas. Pero no puedo...
Te has ido. No. ¡Mis pasos sin sonido! No. No. Ciega de ti, envuelta en humo, detenida, deshecha, como ceniza arrastrada de ola en ola… No. Desde la boca de un pez, encallada en la arena te grito: ¡Estoy aquí! Óyeme. Te amo. Aquí. No puedo.
 
Maite Sánchez Romero, de "...
Enviado (27/12/2016) - Enviado por volarela | Autor: Maite Sánchez Romero
Un soplo de fe, una burbuja blanca, un soplo… sobre mi nuca niña. Un soplo de fe, una burbuja blanca, un soplo… sobre mis pasos de barro, sobre el acero que cuelga de mi pelo. Un soplo de fe, una burbuja blanca, un soplo, un roce de plumas... sobre mi llanto de caracoles rotos esparcido en el amanecer. Un soplo de fe, una burbuja blanca... un resplandor en los párpados, un escalón de flores, para subir, para flotar, para caer... vacía y pura, como la nieve.
 
Maite Sánchez Romero
 Fuente: maiteia.wordpress.com...
Enviado (18/12/2016) - Enviado por volarela
FRAGILES
 
Gotas en mi cara.
Gotas que escuecen azul en los ojos.
 
A lo lejos
me atrapa el rebuzno ocre de un burro,
se deslíe como llanto en mi mejilla.
El cielo rebuzna en gris.
Está desconcertado
como un pájaro que calló del nido.
 
Llueve un agua indecisa; las hojas la maman.
Respiro hondo
mientras la tierra pone su barro
misericordioso
bajo mis pies.

Somos frágiles como zarcillo
tanteando el vacío.
 
***
 Fuente: maiteia.wordpress.com...
Enviado (11/12/2016) - Enviado por volarela
 RISAS DEL MAR
 
   El mar era azul, era plata, era verde, era añil.
Era el soliloquio de la luz
reverberando en el silencio.
 
El mar reía gaviotas,
reía cuerpos desnudos zambulléndose,
reía su gozosa brisa en los oídos.
 
El mar era la palma de Dios
abriéndose en eternidades de espuma.
 
De "La naturaleza en el corazón", libro en pdf gratuito: lanaturalezaenelcorazon.blogspot.com.es/
 
 ...
Enviado (09/12/2016) - Enviado por silviapaton

 
¡Cuántos siglos perduras, obra exquisita,
sin que el polvo tus hojas infesto entierre,
y sin que quien te conoce el juicio yerre
al decir que en ti nuestra España transita!
 
Que nada salvo un volumen te limita;
y al Cid consagras en lectura sin cierre,
pues todo tu ser la eternidad imita.
 
De los hechos del burgalés castellano
das razón con sapiencia de juglar lene;
para que el foliado entresijo se llene
más que con proezas del instinto humano.
 
No te orne por ello aquel cariz mundano
que popularizándose a vulgar suene;
mas perdure tu sentir por cortesano.
 
 
...
Enviado (09/12/2016) - Enviado por silviapaton

 
Voluble conoces en su volar
la mariposa que la llama cela,
porque jamás ceja de practicar
un tenacísimo acoso a la vela.
 
Y por qué, pues, no la ha de encandilar
si su lumbre palatina desvela
lo que no debería de tocar,
aunque su nefando fulgor anhela.
 
Así a los hombres el peligro ignaro
les agrada al punto, y hacia él se desplazan
sin darse cuenta de aquel fin que alientan.
 
Pero su conato les sale caro,
y sus impropias alas despedazan
en suerte que ellos mismos representan.
 
...
Enviado (09/11/2016) - Enviado por silviapaton

Tu retienes el devoto
galardón de los laureles
apolíneos; yo las hieles
de este polémico exvoto.
 
A tus altas cimas coto
establezco por niveles;
que del Parnaso no celes
más que yo su poder ignoto.
 
Si buena en esta perversa
estrofa me conjeturas,
no sea tal su valor.
 
No me ha encumbrado diversa
longevidad ni culturas,
bien que un ausente grandor.
 
 
...
Enviado (04/10/2016) - Enviado por silviapaton

Sueños de imperio, caballeros,
doncellas y cuerdos desmanes;
imágenes de mil galanes
manejándose sin dineros.
 
Tal vez el sueño lo profanes
y los delirios placenteros,
tú, lector, con tus ademanes.
 
De los ensueños, ¿qué se hicieron
-como pensó Manrique adverso-
tantos gentiles y conversos
cuando en arte se resolvieron?
 
Un escudo de cara anverso
poco aprovecha a los que fueron
nada aficionados al verso.
 
 
...
Enviado (04/10/2016) - Enviado por silviapaton

La belleza es el beso de una errante
alma que busca en efluvios lo alado
y que asir pretende lo desvelado
con falsedad de caballero andante.
 
La belleza plena es aquel desplante
que a Pompeya sumiera hasta el tejado
o a aquella ínsula devota de Atlante[1].
 
Pero la hermosura real se mueve
por las muchas ilusiones crecidas,
por esas batallas reconvenidas
que al pecho sacian cuando se conmueve.
 
Y las vivencias amargas, torcidas,
se suplen a veces sin que conlleve
más pena en sus hechuras distendidas.
 
 


[1] La Atlántida.
...
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 3 ir a siguiente páginair a última página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar