¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 22.Junio.2017

Poeta en nueva york....

contenidos / pág.2 contenidos 1 pág.Ordena por
Enviado (11/02/2010) - Enviado por la_lelo40
     Es por el silencio sapientísimo
cuando los camareros y los cocineros y los que limpian con lengua
las heridas de los millonarios
buscan al rey por las calles o en los ángulos del salitre.
      Un viento sur de madera, oblicua en el negro fango,
escupe a las barcas rotas y se clava puntillas en los hombros;
un viento sur que lleva
colmillos, girasoles, alfabetos
y una pila de volta con avispas ahogadas.
El olvido estaba expresado por res gotas de tinta sobre el
        monóculo;
el amor, por un solo rostro invisible a flor de piedra.
Médulas y corolas componían sobre las nubes
un desierto de tallos sin una sola rosa.
     
 &...
    Tenía la noche una hendidura y quietas salamandras de marfil.
Las muchachas americanas
llevaban niños y monedas en el vientre,
y los muchachos se desmayaban en la cruz del desperezo.
    Ellos son.
Ellos son los que beben el wisky de plata junto a los volcanes
y tragan pedacitos de corazón por las heladas montañas del oso.
Aquella noche el rey de Harlem,
con una durísima cuchara
arrancaba los ojos de los cocodrilos
y golpeaba el trasero de los monos.
Con una cuchara.
Los negros lloraban confundidos
entre paraguas y soles de oro,
los mulatos estiraban gomas, ansiosos de llegar al torso blanco,
y el viento empañaba espejos
y quebraraba las venas de los bailarines.
   Negros, Negros, Negros,...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar