¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Miércoles - 23.Agosto.2017

Estás en: Poetas noveles

De Abolengo Taxativo

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (31/03/2013)Enviado porJOEL FORTUNATO-
De Abolengo Taxativo
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Entre las manos del barro y la tristeza
resucitaba la calle cayendo de la tarde
en las palabras castañas del año.
En la ventana qué entra una casa
silenciosa, estremecida, ligera
en la humildad alabastrina
de ceniza casta fulgurante...

¡No, no!__La curiosidad no se vende de buen gusto
esperando el desayuno bajo la ventana
hablando de los picos de las montañas
con un desesperado mensaje buscando
recuperar la voz con los dedos separados
por el umbral completamente inútil...

¡Sí, sí!__Por el cruel susurro del silencio
qué corroe las venas y las frutas en la matemática radiosa
por el tintineo de la cizaña cuando nadie se da cuenta...

¡Nadie!___ Sólo nadie sabe cuando el tiempo empieza
en el punto tenebroso del espejo, con el tierno desenfreno
y el rumor... Triturado por la espalda, dónde caza la flaqueza
débil entre los golpes de la vida, en las entrañas mismas
de la tierra qué termina acongojada de los aires ardiendo.

Pues la obscura noche desaparece bajo el poder de un
fósforo de los pies a la cabeza en la distancia, dócil, hermética
con el raído tuétano entre la estulticia... Por entre las bocas
abiertas de los hondos barrancos.

Sí, así es de taxativo, de abolengo, el día encorvado y erizado.
En el silencio qué de buena voluntad acaricia el viento congregado
como el dibujante qué transpira rojas hebras y las ganas de gritar
malentendiendo los cultivos a lo lejos.
Dígase lo que se diga, la realidad prismática es una dramática
carencia con el hidrógeno inflamado entre la lengua del mármol jaula.

Ya, ya... Son las palabras inservibles, del estorbo pernicioso, acreedor
de paradojas y pajas, en el sarcasmo miserable de los buenos aduladores
llenos de ansias rupestres en el apetito infinito... Ya, ya, en el manantial
de la inmundicia está la codicia solemne del imperio del absurdo, del fango
del fausto de los espejos inseguros y carcomidos en la última corteza del cuarzo.

¡Vaya arquetípico afán de timoratos!... El tímido universo se desprende de sus pétalos.
Con el alimento vano, en la masa informe de los límites inciertos.
Maleables, intangibles mercaderes del odio al indefenso, hecho monstruo a conveniencia.
Por eso se ve al sol entre las cenizas desdichado, y en la lluvia de sombras, el suelo la luz eleva...

___Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Todos los derechos de „De Abolengo Taxativo“ pertenecen a su autor (Joel Fortunato Reyes Pérez).
Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez
Publicado en e-Stories.org el 31.03.2013.
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 5 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar