¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Domingo - 28.Mayo.2017

Estás en: Poetas noveles

DEJÉ DE REIR, BEBER Y FUMAR

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (13/02/2017)
Autor: jorge enrique mantilla
Enviado porjoreman-
Etiquetas: joreman
DEJÉ DE REIR, BEBER Y FUMAR

Dejé de reír, de la impotencia de las arrugas, enemigo de la amargura
Dejé de sonreír, de felicidad, sin amigos de antojos sin armadura
Dejé de bromear, sin burlas, que sacrifiquen una sonrisa de mi figura
Dejé de reír sin comisuras, que delaten lo cadavérico, de mi sepultura

Dejé de beber, de tomar y emborracharme también
De resacas de mi garganta, arañas de mis entrañas
Alcohol, que transforma de mis pensamientos, engañas y las empañas
Las tormentas, las convierte en lágrimas de cascadas y embarradas de mis hazañas

Dejé de fumar, de aquel humo de tabaco aromático
Dejé de quemar, como arden los leños de alquitrán emblemático
Dejé de respirar, de ahogarme de tos y flemas que todavía salpico
De colillas y olores, silenciosos descontaminación, que al final claudico

Dejé de putear, dejé de salir a la cantina de los dolores
Dejé de coger, a cuanta mujerzuela de colores de sus interiores
De faenas de travesuras, del cuerpo infame de sus olores
De noches de milonguera, de golfas, seductoras de horrores, de sus pudores

Dejé de llorar, de tristezas que ahogan las cuencas de mi despojos
Sin lágrimas por derramar que calmen las angustias de mi espíritu
Dejé de sollozar, de implorar migajas de anhelos de sus antojos
Dejé de gemir, de penas que estorban las penurias de mis enojos

Dejé de pensar, dejé de opinar, de sus consideraciones necias
Dejé de juzgar, dejé de meditar, problemas de inconveniencias prietas
Dejé de tramar, soluciones perdidas, del holocausto sus profetas
Dejé de cavilar y de considerar, reflexiones de metas secretas

Dejé de probar, de las delicias de su manjar exquisito
Dejé de ensayar, de las mieles de su panal, poder degustar
Sin repasar la savia encendida, de tu piel, rosa florecida
Dejé de saborear los pétalos de sus aromas, que un día pude abandonar

Dejé de maldecir, de mis rabietas no quería proseguir
Dejé de renegar, de odios y locuras de venir y sentir
Dejé de jurar y calumniar, de sus caricias conseguir
Dejé de insultar, sin eco que retumbe en la oscuridad

Dejé de reír, de beber y fumar, sin poder encontrar
Dejé de pensar en el ayer, como si el eco pudiera escuchar
Dejé de preguntarme, si del sueño eterno, quería despertar
Dejé de agonizar, no quiero partir, de mis fuerzas, abandonar al morir
“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga sep 20-2016
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar