¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Domingo - 20.Agosto.2017

Estás en: Poetas noveles

En el Interin Intemperante

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (13/12/2013)Enviado porJOEL FORTUNATO-
EN EL INTERIN INTEMPERANTE
( Texto Experimental Neosurrealista )
Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Por esa sonrisa que vuela
por esa lágrima que bebe
unas luces humedecidas
unos caminos corren...

¡ Cómo mulleron las perlas los cedros !

En cualquier símbolo escrito a la derecha, utilizando dos
sonrisas, dónde se antepone una mano en cada mejilla,
aunque tiene el diez como base del amor hecho hexágono,
cuyos puntos de ebullición son muy inferiores a los de los
recuerdos del mes pasado, soluble en agua, como producto
intermedio de las diversas síntesis bajo la cama, con olores
de flores y frutos, dónde se emplea como abono cada labio
humedecido con sueños, tanto más líquidos cuanto más
elevados están los muslos de la noche antes del atardecer.

Por el pretexto encaprichado de ser
el latido de las noches un suspiro
de una estrella... ¡ Destejiendo !
¡ Sí, sí, destejiendo al imposible !

Y húmedo cabiendo en el agua seco.

Con la dinámica de la rotación de los sólidos, abrazos en suma,
que en el caso de una traslación, todas las masas puntuales son
de velocidad igual a los quejidos rimados, y la energía cinética
bajo el ombligo, siendo el mismo fenómeno que permite diseñar
las caricias que bastan para ésto, con los enlaces o valencias de
los puntos a las nubes, más cercanas al pecho sudoroso seguro,
como el hecho bien conocido, de las disoluciones de electrólitos
entre las sábanas, conductoras de ondas placenteras de iones, del
constante equilibrio que se hunde intrapiernoso, y al cielo sube.

Por la miseria desesperada y moribunda,
en las campanas ansiosas, cuadradas,
¡ Qué al abismo consumen en silencio !
Torturando la carne con anhelos.

¡ Dónde mal caben, dónde cupieron los ayeres !

En la actualidad, las sonrisas y los besos, están equipados con ojos
de mayor capacidad de memoria de trabajo, y tienen un modulador
de suspiros almendrados, y un agujero central que permite a la
unidad mecánica el arrastre del disco enamorado, borrar los datos
previos, empleando un lujurioso rayo láser, con su característica
forma cilíndrica retráctil, que se acomoda electrostáticamente, en
las ocasiones de intimidad apropiada, dónde el sol en chorros sus
colores resbala en el semblante sonrosado, trémulo, palpitante, al
sentirse acariciado por el soporte flexible y de buena calidad.

¡ Dónde las muletas cortan,
con los dientes en la mano,
al llegar el viejo lirio,
hablándole al espejo !...

¡ Recipiente sapiente del sapo soso !

En el ínterin intemperante, con el cetro del poder sangriento, trágico,
que hace infelíz cualquier cielo expuesto, cualquier paraíso gratuito,
aún con el perdón en oferta, con los ángeles por mayoreo, y el mayor
cultivo de la piedad en macetas, y la dilatación de los sólidos calientes,
cuando su energía interna aumenta, cambiando de dirección, entrando
y saliendo rítmicamente, poéticamente, estrofa a estrofa, con la dulce y
sensible extensión del intervalo y la frecuencia, en los muslos verticales,
en una superficie perpendicular a la dirección de propagación del amor,
cuándo el fuego despierta, en impuras bacanales y sensualismo torpe.

En el túnel agazapado
con el pupitre bajo el codo
Por el vestido del aire
¡ En la vida clandestina del minuto !

¡ Con la piel de doble filo empiernados !

Tiernos como una regla de tres, cuando formamos la proporción de una
correspondencia, inversamente ilusionados por las curvas, dónde existen
una serie de problemas, que exigen la realización de cálculos en los oídos,
y en el triángulo ardiente , inverso a la potenciación del querer averiguarlo,
viendo el mínimo de vértices, evaluando las condiciones, incluso las que no
vienen al caso, en el corazón y los cabellos de la canoa de súbitos efectos.
De la loma apasionada por las mentiras venideras, de las nubes rosas,
de las quimeras del amor encarecido, que con la fuga de su aliento al viento,
enrojecen la incógnita viajera, desde los párpados hasta las rodillas.

¡ Oh, interin en la noche del alfiler difunto !
Cómo el oso sabe dormirse intemperante
Porqué
De naciente a muriente hay un diente...

Y una serpiente... ¡ Sonriente !.

Autor : JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar