¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Sábado - 16.Diciembre.2017

Estás en: Poetas noveles

ENGOLADOS Y CASCAJOSOS

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (29/07/2017)Enviado porJOEL FORTUNATO-

 ENGOLADOS Y CASCAJOSOS


Los corceles se desgarran por la sequía

del álamo en llaveros, agujas cultivando

tejiendo cadenas en las paredes rosas;

encuentran un verde, buscan al sol un

elefante, lo ocultan, lo evaporan, lo hay

y hacen río y nube en sus colmillos ya.


No se sabe, del sabor pálido apagado,

ni del hierro en la caja enmudecida;

del grito en la escalera atropellada

sobre los pastos de vidrio caro ralo

en las caras del camaleón asustado

en las jarras luciérnagas de azúcar.


Acá, bajo el zapato, la sangre huele,

lágrimas y risas, nerviosa oruga hoy

en el mástil estéril del estiércol hoy

donde los cascos desgranan plumas

grises, las persiguen las acosan hoy

y sepultan entre ignotos huecos ya.


Cuándo están los ciegos palmos dando

salvas bienvenidas y algodones duros

y el rojo es más rojo que blanco hueso

en las ventanas del bosque azulado ya

en la espuma del frío sin brío ni fuego

desplumando a la lengua su sombrero.


Nadie más. No, no saben del guijarro

ni de la esperanza en calcetines gris

de camellos en cuatro columnas alba

de féretros raquíticos dulces sueños

corren corroen las caídas amapolas

entre las mismas mañanas yertas ya.


Solo aquellas langostas beben platos

en las cucharas con miedo helado hoy

goteando tulipanes y perlas palúdicas

con el amoratado suspiro supino hoy

bajo los ingratos paragüas callados ya

en el almacén hecho almíbar graso hoy.


Nunca, nunca más será menos secreto

la paz del aceite en las palmeras y hule

por el marco destilado anquilosado ya

del imposible anudando desnudo café

por la fruta fría de las albercas turbias

que espigan el horizonte al murmurar.


Sólo el asfalto boquiabierto descansa

de la soledad cerrada en cama y cuna

rogando asistencia al péndulo en pié

para panificar la desgracia grácil lábil

por el lodo del corazón derramado ya

entre las raíces de huecos anacrónicos.


Autor: JOEL FORTUNATO REYES PÉREZ.

Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(2 votos: promedio 5 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar