¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Martes - 27.Junio.2017

Estás en: Poetas noveles

Inválido Desvelarse ...

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (05/01/2012)Enviado porJOEL FORTUNATO-

INVALIDO DESVELARSE ...
Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

¡Oh!... Nírico tormento
¡Oh!... Fídeo repugnante
¡Oh!... Dioso morboso...

El
Ayer
Será
Un
Futuro
Muerto
Un
Ninguno
Más
Entre
...Muchos...

El último desvelo tranquilo,
dijo soy, la jornada,
torpemente, fúnebre, siervo, madrugada,
madriguera,
en que despunta... El mármol medroso.

Los hombres qué ladran,
de móvil sangre, mostrándose anubarrados,
pretendiendo sembrar y cosechar el mar,
pero no levantaron, ni las olas saladas,
ni las dulces espumas,
ni las brisas lentas,
las canicas
entre peces... Hilos íntimos caballos...

Junto al mar edificios del mutismo, sudador,
las linternas, el silencio, vertía sangriento,
y fue sudor salvaje, ordenado cómplice,
de los años, espectáculos, unánimes,
estela de puñales tropa primorosa,
de las naves, nieve de canteras insomnes,
y aroma de amores y muertes;
porque cualquier palabra
divina cabe
en
el silencio...

Y entonces nada era un gran misterio, sólo estaba en el corazón
que no debe ser
del adiós
un
partirse... Encrucijada de cansadas escaleras...

El primero, del resto,
y el último conmigo
está contigo,
pescando huracanes con anzuelos,
pescando fragancias con hueso,
pescando venenos cubrebocas...

Demencia es el nombre,
de la intemperie, el último,
y primordial callado
y el primero
que suena con los escribas gemelos...

En el día benévolos animales, pajas y guitarras,
sin lanzas, sin pedazos aciagos,
amasé toda camisa y pantalón, (soñando)
con un arco iris de flechas,
abajo del
barro durable. (despertando)

Se habían los hemisferios entreabierto,
pronunciado las palabras:
“Toda candoroso candado,
es flama, fecha, flecha del destierro”.

Y en el día, las noches anidan,
ingenuamente sin lanzas,
límpidas tortuosidades
por encima
del aliento
del hombro
del mono
la mano
disparando las juventudes esqueléticas...

Fructificaba diccionarios
un reloj
en
el árbol con altura de árbol
grano a grano la arena
de sol
y al sol el buey mugía...

Entre sombras,
de las furias de minas y caimanes,
con altura, de mínúsculos opúsculos,
de ley, de rey, de larva,
por la voz, feroz de hormiga,
¡Oh, duelo, suelo, traidor,
época, era la madriguera más alta, cada calvario y osario, un hermoso rosario...

La pálida sangre de piedra, lápida,
que con
altura de hombre, el hambre deja profunda.

Y la muerte, invulnerable, rueda ruda racimos,
del árbol, del infecto harapos...
¡Qué antes!
Estaba más nítido del granítico abismo,
que distante, que poseso, que resinoso,
por la muerte de ley, inerte, peregrina,
constitución tímida de los escarabajos,
diestra corteza infame,
por las cenizas, del rostro sumergido,
muerto ya su olvido...

Con el año en que era un fuego vivo,
el pueblo es sólo polvo,
un lugar en las espinas,
un celestial abandono,
¡Qué ha dejado cavernas al inframundo
mismo,
y nueva vana era de luz y desencanto, el humo de dulce muerte.

(Esta historia
tiene los espejos de reflejos
y el caparazón
del nombre perdido,
desnudo pie que gira puentes desnudo,
en el baile, compasivo pezón de la hoguera,
corazón del gusano
que redobla, que atesora matanzas alegres,
en la danza, merodeadora del humo.)

¡Qué bien destaza
lo qué pesaban los platos,
en la tierra lúcida
del árbol de la carroña
y el hombre pleno de gozo
con sus pacientes animales, implacables bestias!

La longitud desencajada
Temblores provocados
Ciclones serenos
Oriente
Del Poniente, ente, sonriente culebra,
era casi cuadrado y puntiagudo,
en la latitud lacerante,
era cascarón de orugas...

Inválido quedó
El recuerdo del constitucional abatimiento,
El incógnito del constitucional olvido
El quimérico del constitucional aparente...
Inválido quedó
El
Desvelado
Paisaje
Hecho, helecho, crin de ratas
Inválido
Dormirse y descabritarse sonámbulo...

Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ


Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar