¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Viernes - 26.Mayo.2017

Estás en: Poetas noveles

LA NIÑA JUANA

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (22/01/2017)
Autor: jorge enrique mantilla
Enviado porjoreman-
Etiquetas: joreman
LA NIÑA JUANA

Toda vestida de negro, caminaba una niña muerta
Deambulaba entre los espantos, sin que nadie la siguiera
Espantaba a los ingenuos, como si estuviera despierta
Se acercaba hacia su casa, desocupada y desierta

El vestido lo arrastraba, dejando ver la calavera humana
Sin pies, se deslizaba caminando como una anciana
Los rayos y centellas, iluminaban su figura parroquiana
Las noches se tornaban frías, arropando en su regazo a la niña Juana

Emitía sonidos, que helaban a los vecinos en la madrugada
Recorría la estancia, esperando de alguien, ser escuchada
Y contarle la historia macabra, por la que quiere, no ser recordada
Se escuchaban los sollozos y gritos, caminaba muerta, desesperada

Toda vestida de negro, la niña Juana, en las noches deambulaba
Quería jugar y correr, con sus amiguitas a la lleva contaba
Pero nadie quería con ella, el miedo y el susto las atormentaba
La calle por la que se paseaba era sucia y polvorienta, a nadie le importaba

Con su cabellera larga, arrastraba parte de su mortaja
Quería contar lo que le hizo, aquella piltrafa humana
Que la sacó a arrastras y la internó en la montaña
Nadie escuchó sus llantos de auxilio, que la estancia se tragaba

La niña muerta, pedía que alguien, su cuerpo la encontrará
El macabro suceso no quedara impune y al “malacara” castigaran
Las noches de luna clara, bajaba del refugio de aquella cabaña
Sin que nadie se adentrase y encontraran su cuerpo de ermitaña

Toda vestida de negro, la niña Juana, se convirtió en leyenda
Ni sus gritos, ni sus espantos, lograron que alguien la comprenda
Desciende en las noches, con su cabellera larga, esperando que la defiendan
El olvido va carcomiendo, lo que queda de su mortaja negra

Nadie se sorprende, ver tantas niñas violadas, asesinas y muertas, desgraciadamente
Todas vestidas de negro, va la romería de niñas, espantando, esperando la siguiente
La ola de terror nos tiene sin cuidado, así las asesinen vilmente
El llanto y los quejidos, de calaveras y mortajas, nos hacen indiferentes
Será que no nos conmueve, sin justicia y sin leyes, que los castiguen profundamente?

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla
Bucaramanga enero 22-2017
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar