¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Lunes - 24.Julio.2017

Estás en: Poetas noveles

LA SOLEDAD

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (11/10/2016)
Autor: jorge enrique mantilla
Enviado porjoreman-
Etiquetas: joreman
LA SOLEDAD No sé qué me pasa, siento sus pasos llegar El miedo carcome el susto de mi integridad No sé si esperarla despierto o en las noches oscuras o en la clandestinidad O dormido, quizás sea un sueño de pesadillas o de orfandad Los amigos se han marchado, dejando un vacío de soledad Sin familia, sin hijos, la mente se nubla, no hay espacio para la caridad Los días son grises, correr hacía donde, ya no hay hermandad La soledad hace mella, tengo miedo a la sociedad La soledad me está llevando al desespero, clamo por mi libertad El corazón derrama sangre, que escurre sin pena ni piedad Ojos desorbitados, señalan el camino de espinas de calamidad No quiero despedidas, de incertidumbre, de heridas está hecha mi soledad Su abrazo, en escalofrío me estremece, la siento llegar Quiero salir corriendo, el desespero, mis voces gritar No hay a quien saludar, la soledad destino fatal Quisiera morir, antes de que se pose y me arrastre a su lodazal Los recuerdos corren presurosos, sin esperanzas de añorar La melancolía me envuelve en dolor y desolación La soledad se vuelve tristeza, sin alicientes de regresar Un nudo profundo me enreda, todo se vuelve una maldición Soledad punzante, que clava su dardo espinoso y mortal Entristeciendo corazones y expulsando espíritus sin un funeral Dejando tristeza y cabizbajos a más de un infeliz ocasional Rabia y desesperación, claman venganza, desierto infernal Soledad de silencios, de espejismos de hambre y de sed Soledad de escombros, de espinas y desiertos, que desaparecen sin entender Soledad de fuegos, que arden en llamas al atardecer Soledad de lágrimas, que acrecientan las cuencas sin comprender Soledad miserable, que agota el cuerpo y el espíritu huye al fallecer Soledad, sin tumbas ni flores, lápidas sin nombre a quién agradecer Desaparece sin dejar rastro, soledad lúgubre, que nos envejece hasta enloquecer Enfermedad silenciosa que nos cubre en mortaja, la muerte fin de nuestro ser. “Joreman” Jorge Enrique Mantilla Bucaramanga oct 11-2016
Fuente: no
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar