¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Viernes - 17.Noviembre.2017

Estás en: Poetas noveles

Sala de estar anaranjada

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (02/07/2016)
Autor: Jose Luis Valles Celma
Enviado porpiracanta-

 

¿Lo llevas bien? se escucha en la cima

mientras rebuscas en las pedruscos chicos

que salpican la falda de la montaña

enorme, gigantesca a esa mirada distinta

“si”, rebates, con los dedos en su tierra extraña…

pero no es cierto, la duda se afirma

sobre los decepcionados vencejos, blancos y negritos

¡No hay insectos a su boca extinta!

Y mientras reprimes el sollozo, prietos los dientes

las gotas heladas te rodean tiritando

vedada su memoria de tanto temblor atesorado

tras los miedos oscurecidos del oscuro celaje

que flexible, aúpa a la cima a los valientes

esos que rebasaron tu elástico núcleo salvaje

amante del pavón que huele a muchacho alocado

sin materia especifica con la que irse alimentando.

Todo en ti es verde y está a tu piel adherido

como el ansioso viento que sobrevive al suspiro

pero las mujeres son amarillas

con ojos tenaces y castaños.

Las orugas, reposan hartas de tanto verde comido

pero los árboles se tornan sordos y huraños

mientras la cuca se adormece en su retiro

esperando el esplendor de las polillas.

Siento tu esfuerzo devanando la paciencia

en la sala de estar inadaptada

¿Estás bien? azul arriba, el eco declama

la violencia que resuelve la delicadeza

el dolor es como el hielo, su transparencia

es una ventana abierta a la mirada

del rostro insensible en un cuerpo sin cabeza…

clava, hiere, agrieta, revienta el reposo de la cama.

Al fin, se suelta de la cuerda anaranjada

cansada del color del desánimo

quiere oler a rosas y hortensias, a tomate fresco

quiere saber a melocotón de Agosto

y se marcha del vaivén de la triste prominencia

al silencio placentero y anónimo

donde nada le corroe la existencia

con un rictus serio, cuidado, paliativo y grotesco

solo deja la memoria con el frescor de un hosco rojo

Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 4 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar