¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Sábado - 24.Junio.2017

Estás en: Poetas noveles

Sobre el Infundio

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (14/04/2013)Enviado porJOEL FORTUNATO-
SOBRE EL INFUNDIO
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ

Hablaba y las palabras eran una ebria culebra
por la pared al descender humeantes en una
lámpara enroscada al manantial de vidrio
tratando de alzar el vuelo...

En el barco desierto hundiéndose asombrado
con el océano de tripulante y dos telarañas
en cada ojo esperando los recuerdos por
tres semanas cayendo dentro de los zapatos
en qué todos nos sentíamos agusto al poder
estirar el cuello, más para matar el tiempo
qué entre los charcos cómo sucedió un día
hace muchos años antes de qué las aplastara
la costa meridional qué sale del pecho escogiendo
quedarse ayer profundamente haciendo coincidir
los rayos y el sol qué daba de frente saltando
por la ventana entre las filas de los remeros
hacia los campo de quienes podían trasladarse
todo el día en forma de un líquido viscoso con
las palabras justas, traídas del más profundo
infierno eructando con frecuencia aquella noche
copiando cincuenta veces la constante inquietud
del cielo al final de la razón simulando indiferencia
y alcanzando en vano entenderlas...

Por eso el silencio salía huyendo arrugado...

Infundio qué al ser la diagonal qué ha escrito
y escribe fabricando noches en los efímeros
extremos del suspiro... ¡Oh, suspiro redactor
de prótesis, de pazguato, del paulatino derrumbamiento!
Ha quedado...
En la incómoda sonrisa de la escoria
En la fiera evocación de feria fatua
con la espiral del espejo qué se ignora
en la fábula del ego trasplantado
del imperecedero menoscabo
qué danza en la brisa qué besa presa
en la sujeción segregada imperativa
en la inercia atada por la mirada
del asteroide envenenado por la ceguera
en la incierta flama por el pecho
¡Oh, infundio intermitente del zambullirse!
En el orbe clandestino, de la paciencia imposible,
de la tempestad traicionada, con la espuma
del colosal absurdo y el resolgar elástico...

Porqué...
Van esquivos los fracasos encriptados, rasgando
el velo del licor mezquino en el festival de los
pórticos y las palabras prósperas de nieve.
En la silueta sinuosa, cómo nunca el hombre
el nudo amó en las urnas dónde los muertos nacen
montados en la visión ruda qué percibe al menor ruido
cuándo los pies cubren sus llamas por el rumbo absorto
por el desmesurado añil anclado amasado en las furias
del dinero entre hecatombes perdiendo del aire el sabor
diestramente dócil en la sutil inocencia del abismo desesperado...

¡Vaya por los grandes dones del temerario cristal qué fluye!
Qué arrastra el cielo macilento en el inmenso frontispicio
infatigable guía qué siembra en los mares una desnuda
y grácil escultura en la hojarasca fría de un tenue cobalto
a pesar del ingrato ideal de la demencia con las alas abiertas
y la trampa del trino qué sofoca el verde patíbulo en las muchas
cosas fingidas envueltas en su abrigo dónde se marchita
el residuo estéril de su brasa y deja en la frente agrestes fragancias...

___Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Autor del Libro: ¨POEMAS CERCANOS¨Editorial Palibrio.



Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(2 votos: promedio 5 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar