¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Viernes - 20.Julio.2018

Estás en: Poetas noveles

Poetas noveles

contenidos / pág.10042 contenidos 1005 pág.Ordena por
Enviado (13/06/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: Marta Guasch
Te imagino aquí,
en la cama,
las sábanas revueltas
y yo a tu lado.
Las muñecas atadas
al lazo invisible
de nuestras almas.
Despacio, muy despacio,
pasa el tiempo
en nuestras manos.
Subiendo y bajando
entre tierra y cielo
rozamos las nubes
en cada beso.
Y un sudor frío
me moja el alma
y en cada abrazo
pierdo la calma.
No es abril,
y sin embargo,
huele tu piel
a primavera.
A flor y a salvia
que impregna al árbol
desde las ramas.
Siento que pierdo
un poco de vida
y al mismo tiempo,
tomo la tuya
en cada aliento.
El aire frío
que respiramos
viste sus notas
de ecos antiguos
que no olvidamos;
canciones lentas
de años pasados.
Siento vértigo,
te desvaneces de mi vista
entrelazado a mi cuerpo
y nos perdemos
en mil fragmentos,
millones de partículas
que marean y agotan
nuestros esfuerzos.
Y sólo al final
desentrañamos la vida,
descub...
Enviado (13/06/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: Marta Guasch
Hoy es un día propicio
a la melancolía.
No llueve
pero el cielo está gris,
brumoso...
quizás más tarde
se decida.
Abro la puerta
a los recuerdos
enclaustrados
hace tanto ya...
y paseamos juntos
por calles que,
lentamente,
comienzan a desperezarse.
Bañada en la humedad
de la mañana,
la gente va poblando
las venas artificiales
de la ciudad.
El frío forma vahos
de niebla
en sus bocas.
Y adormece el alma,
y hiela el hueso,
y nos hace jorobados
hasta el primer café,
hasta el primer beso del día,
el más reconfortante
porque se da, sin pensar,
en un acto de amor espontáneo.
Burlando a la memoria
seguimos andando
mis pensamientos y yo.
Más allá de la alameda
empieza el mar,
y termina la ciudad
abruptamente,
sin avisar.
Las gaviotas se insultan entre sí
y desafían la rigidez imponente
de construcciones arcaicas,
entrañas de la mem...
Enviado (09/06/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: Cristian Sobrino
Aquí duermo en las ramas.
En el purgatorio de mi alma
y la existencia que parece poca
pero otras veces larga como viaje de mar.
He sentido las plumas de ángeles
sobar mi rostro como luz en broches.
He sentido el hincar y quemar de tridentes
de demonios como lenguas negras infernales.
He visto túneles de luz en los cielos
y ciudades en nubes y alas en ciudadanos.
He visto cavernas cuando bajo mis pies miro
y gárgolas hechas en vez de piedra, de cuero.
He visto días azules con lanzas iluminadas
y lluvia de oro líquido en gotas.
He visto noches de azufre y miserias
con lunas de ofidio y sangre creadas.
He experimentado con desdichas y milagros,
con intensas experiencias e incalculables delirios.
He vivido en todos los posibles tiempos
y me he librado del concepto y he sido su esclavo.
...
He buscado compañía en t...
Enviado (25/05/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: Samuel Sipán
Mi emoción es una ave pasajera, que desterrada ha
creado ilusiones y rencores, ya cansada busca ahora
el remedio a sus temores.
Mi emoción no se controla, me engaña, me entorpece,
me ciega a la realidad, no obstante, me hace vivir lo
maravilloso del sentir en este mundo tan irracional.
Quien se puede imaginar lo sensible que es mi emoción,
que con pequeñeces puede brotar y ahora ya mayor no
sabe afrontar lo terrible que es encontrar
personas que no la sepan apreciar.
Aunque a la razón le parezca antagónico
no se puede vivir sin esa fuerza
que solo la emoción sabe dar y que Dios
quien sabe la pueda perdonar....
Enviado (20/03/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: A.A.
Año 1979
Odio la guerra,
salas de muerte,
polvo ensordecedor del putrefacto mundo.
Amo el silencio,
del más recóndito rincón,
de un desconocido lugar.
¡Hombres egoístas
con vuestras mezquindades ocultas!
Guerras absurdas
¡no rompáis el silencio de las palabras!
entre el polvo del cansancio y los recuerdos
¡callaos!,
no atronéis nuestros oidos.
Aplausos fingidos de grandeza
¡cesad!,
cerrad vuestras inmundas bocas de una vez para siempre
¡tocad!,
¡tocad!, trompetas de Jericó
y destruid, ¡destruid!
¡Ah! ¡hipócritas víboras!,
¡callaréis!,
¡callaréis para siempre!
¡moriréis!
y todo volverá a renacer....
Enviado (20/03/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: A.A.
Con la venia de Luis Eduardo Aute.
(07/05/1983)
Ya se intuyen en el aire
los débiles rayos de la amanecida,
en la lejanía el aullido del lobo cesa;
un gallo entona su rutinario cántico
y en lo más profundo del abismo de la noche
un rayo de luz parte las tinieblas.
El caos se produce durante el cambio,
pero el terremoto más intenso
es que en otro lugar, allende las estrellas,
un nido de amor ha quedado vacío;
amargo despertar en solitario;
el alba llega, y, tú no estás.
¿Por qué me abandonaste al alba?...
Enviado (20/03/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: A.A.
18/06/1982
Bueno...
o malo,
da lo mismo.
Comienzo
(de alguna manera tendré que empezar),
empiezo
(fatal inicio que llevo a cuestas),
¿qué empiezo?
(incuestionada pregunta que mi pulso responde),
camino
(por sendas ignotas marcadas con sangre y odio),
lucho
(utópicos ideales llenan mi mente),
critico
(¿critico?, ¡ironía!, ¿a quién? y, ¿con qué armas?),
duermo
(descanso en esta perdida batalla),
odio,
(quedará siempre enterrado en mi corazón),
amo,
(a esta vida que me amarga la existencia),
quiero,
(demasiadas cosas y a tan poca gente),
muero,
(¡qué más da!; ¡al nacer ya estaba muerto!)....
Enviado (20/03/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: A.A.
05/05/1982
Negros nubarrones ocurecen el cielo,
apesumbrado gorriones vuelan desganados,
el ruido de los motores soltando humos,
aturde los sentidos y achica el ánimo;
¡esto es Madrid!
Pestilente aire que intoxica tus pulmones,
destellantes anuncios luminosos que te ciegan
ofrecen su propaganda tan inútil como innecesaria,
infinidad de gentes pasan indiferentes;
¡esto es Madrid!
La sirena de la policía llena el ambiente,
una ambulancia pasa llevando su carga,
fúnebres crespones anuncian la muerte,
una bomba hace explosión,...
¡esto es Madrid!
Millones de personas viviendo aisladamente,
cada una con su vida en soledad.
Un muerto en la acera
y la genta ya es indiferente;
¡esto es Madrid!...
Enviado (20/03/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: A.A.
03/01/1982
Suaves gotas de lluvia arañaban dulcemente el cristal,
produciendo al chocar un murmullo de voces impersonales.
El crepitar de las alegres y juguetonas llamas de la chimenea,
se parece al seco rumor de los pensamientos;
un apagado ruido de muelles cálidos
añadía una forma más delicada a los sonidos de un viejo disco,
recios muebles de castaño, impertéritos al paso del tiempo,
hacían de mudos centinelas o silenciosos guardianes;
una mullida alfombra de apagados colores,
reposa sobre las antiguas maderas del suelo,
y una amarillenta lámpara pendule holgazonadamente en el techo
dándole a todo una melodiosa claridad ambarina....
Enviado (20/03/2000) - Enviado por admin
Etiquetas: A.A.
A todas las víctimas del terrorismo.
(05/05/1982)
Tiros en la noche,
que atormentan y rompen el silencio,
que despiertan y asustan a la gente,
que obligan a agachar la cabeza,
que te hacen imaginar vidas segadas,
que sabes que matarán a inocentes,
que ya no rompen la monotonía cotidiana,
que son el paisaje habitual de nuestras calles,
que han segado vidas, y seguirán segando,
que son inútiles y te llevan a la muerte,
atormentan mi corazón....

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar