¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Lunes - 29.Mayo.2017

Estás en: Poetas noveles

Poetas noveles

contenidos / pág.9960 contenidos 996 pág.Ordena por
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 5 6 7 8 9 10 11 12 13 ir a siguiente páginair a última página
Enviado (09/12/2016) - Enviado por silviapaton

 
¡Cuántos siglos perduras, obra exquisita,
sin que el polvo tus hojas infesto entierre,
y sin que quien te conoce el juicio yerre
al decir que en ti nuestra España transita!
 
Que nada salvo un volumen te limita;
y al Cid consagras en lectura sin cierre,
pues todo tu ser la eternidad imita.
 
De los hechos del burgalés castellano
das razón con sapiencia de juglar lene;
para que el foliado entresijo se llene
más que con proezas del instinto humano.
 
No te orne por ello aquel cariz mundano
que popularizándose a vulgar suene;
mas perdure tu sentir por cortesano.
 
 
...
Enviado (09/12/2016) - Enviado por silviapaton

 
Voluble conoces en su volar
la mariposa que la llama cela,
porque jamás ceja de practicar
un tenacísimo acoso a la vela.
 
Y por qué, pues, no la ha de encandilar
si su lumbre palatina desvela
lo que no debería de tocar,
aunque su nefando fulgor anhela.
 
Así a los hombres el peligro ignaro
les agrada al punto, y hacia él se desplazan
sin darse cuenta de aquel fin que alientan.
 
Pero su conato les sale caro,
y sus impropias alas despedazan
en suerte que ellos mismos representan.
 
...
Enviado (09/12/2016) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Etiquetas: Amor, Evocación
Son tus femeniles ojos
resplandor para mi inquietud,
calma para mis horas locas.
La dulzura que en ellos veo
no se arregla con la fugacidad,
sino con el eterno azul en reposo.
En su ocasional parpadeo
son cual mariposas aleteando
en templos que se elevan al cielo
plenos de amor y sabiduría.
¿Qué sentimientos,
qué recuerdos los mece?
En su gentil donaire
muestran remansos
e imágenes de paz.
Los contemplo extasiado,
casi disperso en la génesis de todo,
volando a sus delirantes pestañas.
Son ojos con ideal maternal,
con femenil entereza,
sibilinos en su inspiración.
Amo a la portadora
de ojos abiertos al musical canto
de la melódica lira.
Son tus femeniles ojos
verdad que me inspira virtud
y cantos de varonil alegría.
Extracto de mi poemario: 'Fulgores'.
Mi página ...
Enviado (04/12/2016) - Enviado por volarela | Autor: Maite Sánchez Romero
 VENDAVAL DE MI VIDA
 
  Antes de ti soplaba por las caracolas. Después de ti canto entre huracanes.
Antes de ti las campanas sonaban en la tarde; después, eran los labios de la luz hechos de bronce pronunciando tu nombre.   Antes de ti el amor croaba lento en los pantanos; después de ti cabalga en nuestros brazos, con alborozo de semillas al viento...   Antes, yo: brisa rizando el agua. Después, nosotros:  vendaval  de azucenas surcando el mar.
 
Maite Sánchez Romero del libro "Madera y miel", descárgalo gratis en maiteia.wordpress.comFuente: http://maderaymiel.blogspot.com.es/...
Enviado (04/12/2016) - Enviado por volarela | Autor: Maite Sánchez Romero
 Mis lágrimas son de lluvia, saben a tierra, huelen a nubes; son frescas como el loto empapado. Te aman. Te buscan.
Tu pecho permanece abierto con la roja ternura de un volcán: se contiene y se mece al ver llegar las negras estrellas de mis labios.
 
De pronto, tu ansia es una mariposa que ha quedado ciega por el sol... y ciegamente me besas bajo la tierra espesa de mi pelo; y tus manos enceguecidas tocan las amapolas tintineantes de mis labios; y tu piel ciega se mezcla a mi piel ciega en la dorada arena que viaja por el cosmos...
 
Y nuestros cuerpos ciegos y abrazados refulgen llameantes, sorprendidos como tulipanes de plata llevados por el viento...
 
Maite Sánchez Romero ("Madera y miel")
 Fuente: http://maderaymiel.blog...
Enviado (04/12/2016) - Enviado por volarela | Autor: Maite Sánchez Romero
INUNDACIÓN 
 Entre los molinos de viento del recuerdo has dejado un trozo de pan estremecido: Es ella.
 Sus manos trazan arpegios en las nubes amarradas a tus ojos. Tienes la carne arrugada por los instantes azules y constantes de las aguas compartidas.
 Otra vez quieres mojarte. Sólo anhelas ahogarte en el mar de aquel pecho profundo. Acariciar de nuevo sus cabellos con las algas de tus dedos clamorosamente estremecidos.
 Y un tinte frío en tus uñas comienza a aparecer.
 Te tragas más agua de sus labios fracturados en mil ríos blancos.
 La risa muerta de la nieve arrastra tu soledad hacia los brazos del glaciar...
 Y tu vuelves, polilla de lluvia, a gotear tu anhelo de abrazarla.
 Pero todo es ...
Enviado (01/12/2016) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
He aquí que ando un camino
de breves alegrías y largas cuitas;
pocas veces exánime,
muchas frustrado,
aunque nunca derramando
lágrimas de cocodrilo.
Existen firmes círculos
de voraz desasosiego
que obstinados originan
insufribles desarreglos.
Jamás la humana existencia
debiera tener un carácter sepulcral,
un perecer, o un vacuo diseminarse
en un espacio de infructuosidad.
Hermoso es el amanecer,
alentadores los brotes de vida,
y los amenos remansos de paz.
Flotan lejanos atardeceres
en mi mente en expansión;
dispares recuerdos van y vienen;
yo aún siento su pujanza.
Todavía no hay templo
que muestre un mundo nuevo,
una realidad ajena a la miseria,
alejada del impetuoso egoísmo,
de la aciaga miseria,
del vasto despliegue de atrocidades.
La negrura llama a la puert...
Enviado (30/11/2016) - Enviado por jureme | Autor: jureme
Etiquetas: Amor
ES EN EL HOY
No mires atrás, tampoco al futuro
mira simplemente, tu presente
El ayer no vuelve, mañana es inseguro
solamente vive tu hoy, completamente
Tú no tienes ayer, tampoco mañana
lo único que tienes, es este instante
Al mirar atras, o al futuro te engañas
mira tu presente, lo demás esta distante
Solo el instante, es lo que te da realidad
al ayer volver, es todo un imposible
estar en el mañana, es una falsedad
Es en el hoy, que tú tienes presencia
en el ayer, y el mañana, sois invisible
fuera del presente, no tienes existencia...
Enviado (28/11/2016) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Sube... ¡ay!
¡Cómo sube la espuma de mi vanidad
cubriendo todo mi entorno!
Así nunca seré río,
ni resplandor que suscite
el más hondo conocimiento,
ni estela que escueto deje
el más anheloso rastro.
Misteriosos zumbidos
resuenan en mis oídos;
agoniza en mí toda plenitud...
El monótono tedio se esparce
en amaneceres sin dicha.
¡Qué extraños son los días
y sus solitarias noches!
¿Dónde reinan, ahora,
el superior aliento
y la esperanza benéfica?
La antorcha agoniza en el ágora,
adormecidos los generosos impulsos,
y moribunda la luz de la hermosura.
Aquel lejano y poético cielo
-ya perdido en lejanos atardeceres-
de un azul claro de sonrisa,
ha tiempo se desvaneció
de nuestros aciagos interiores,
y el bárbaro y frío matiz
va dejando tan marmórea estela,
cual mísera ...
Enviado (27/11/2016) - Enviado por homero52 | Autor: Juan-José Reyes Ríos
Tantas eran las máscaras,
tantos los disfraces sin corazón
que sus latidos denotaban negrura,
o hados de mala condición.
Sin embargo, sensuales bocas
se revestían de azur
bajo ramajes en sombra.
Allá todo era difuso,
tembloroso, alicaído,
como cualquier aciaga conquista
en insufrible barullo,
mas exhibiendo atroz miseria.
Sí, los verdaderos tesoros
se perdían de vista
en lejanos atardeceres
luminosos y sin pliegues.
No sé cómo fue,
pero vi un raro fulgor,
de reveladora negrura,
abierto cual rosa inocente
en un espacio sin soledades,
de exquisitos anhelos,
bajo elocuentes claros de luna.
Aquello fue locura de espiritual luz
llenando de ternura
el humano desequilibrio,
la codicia, el angustioso frenesí.
Bruno fulgor,
semejante a rayos de ensueño,
pudo variar la z...
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 5 6 7 8 9 10 11 12 13 ir a siguiente páginair a última página

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar