¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 30.Junio.2022

Poesías de desamor. Versos para cuando el amor se acaba

Poemas que el dolor que produce el desamor nos provoca. Publica aquí tus versos de desamor.

contenidos / pág.131 contenidos 14 pág.Ordena por
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 5 6 7 8 9 10 11 12 13 ir a siguiente páginair a última página
Enviado (02/02/2011) - Enviado por Gladiadorneo
Dime qué piensas cuando se hacen profundos tus latidos
y pierdes tu mirada en un horizonte disipado por el olvido.
Dime quién es el dueño de tus recuerdos
y roba tu calma sombría en las habitaciones del tiempo.
Dime cuándo extraviaste el rumbo que te trae a mí
y dividiste el camino que tracé en mi delirio.
Dime dónde sepultas las promesas que me hiciste
y ejecutas las muestras de este amor burlado.
Dime cómo alcanzar tus sueños forajidos
y los hostigaré hasta conquistarlos.
Enviado (26/01/2011) - Enviado por Gladiadorneo
De una manera sencilla me visita tu recuerdo,
natural y simple escribe a mis sentidos
y sin metáforas o alegorías
me habla desde una sensación indescriptible y efímera
atado a la eternidad del alma y del tiempo.
Con un suave aroma que evoca la vida
y un sonido apacible y melancólico
me conduce a lugares bohemios
tallados de nostálgicas remembranzas
en donde me espera la figura de un poema.
Fluye la inspiración como destila el alba
y cada palabra asalta un poco de mi existencia
se dispersa lo que siento por el vértice de mis dedos
y sin que logre enmudecer los latidos de estas letras
me rindo y entiendo que -emerges de las cosas-
como escribió Neruda.
Enviado (24/01/2011) - Enviado por Gladiadorneo
Desde esta prisión que llevo dentro
contemplo la gloria de tenerte cerca
y más que la esperanza de conquistar un reino
me enloquece la probabilidad
de hallar un espacio en tus pensamientos
y sin poder gritar
lo que en evidencia es cierto
profeso un eterno silencio
que traiciono con al menos una mirada,
en mi infructuoso intento
de mantener lo que sabes encubierto.
Enviado (22/01/2011) - Enviado por Gladiadorneo
Quisiera soñar que estoy despierto
y grabas el rastro de tu amor en mis manos
sin que tengas memoria de los límites.
Quisiera enseñarte el nombre de las estrellas
y amar el cielo mientras te llevo en mis brazos
abrigado con la resonancia de tu voz.
Quisiera revelar lo que te digo todas las noches
y congelar la sombra en un mismo lugar
para leer todo lo que has creado.
Quisiera escuchar que es cierto lo que pienso
y tienes en tus palabras la verdad que interpreto
y convergen mis deseos en el escenario de la vida.
Enviado (19/01/2011) - Enviado por Gladiadorneo
Domina mis sentidos el aroma de tus recuerdos
y recuerdo estar lejos y que ha pasado el tiempo
pero todo sigue igual, como la primera vez,
esa vez que escuché la vida y desperté a los sueños
en el momento exacto cuando te apoderaste de lo que soy.
Yo sólo soy quién te ama desde el límite infinito
que se aproxima a la locura y permaneceré allí,
sabiendo que la eternidad aguarda que te olvide
y cuando olvide lo mucho que te quiero
habré perdido mi memoria
pero la misma existencia te traerá hasta mis sentidos
porque el aroma de tus recuerdos me domina.
Enviado (17/01/2011) - Enviado por Gladiadorneo
He recordado que no me conoces
pero me has hablado desde siempre,
que no ha pasado más de una noche
pero ya me hace falta leerte,
que sé poco de los eventos de tu vida
pero me rodean los detalles de tu escritura,
que muchos dicen que eres terriblemente franca
pero esa tarde fuiste discreta y te acercaste con reserva,
que la luz y la sombra no coinciden en un mismo espacio
pero sabes cómo seducirlas para que habiten en el mismo sitio,
que tu nombre ha fraguado en lo alto del firmamento
pero hace falta una eternidad para moldear su significado,
que en Enero es indeterminado el cielo
y al mirarlo quizás encuentre la estrella que dio origen a tu destello.
Enviado (13/01/2011) - Enviado por admin
Mi corazón pobre en amor
y hecho por dolor
 
lagrimas que derramo
sin piedad grito tu nombre
escuchame otra vez
dime que no te as ido
que solo es por un tiempo
 
 
 
te desnudo y no te encuentro
te has ido de mi vida
y aún no acabado el día
yo te buscare entre la niebla
gases y fuego entre el polvo de este infierno
pecados que no acaban hechos por mi odio
 
Porque la vida es un precio muy alto
y yo estoy en lo bajo de este suelo
lamentando la perdida de no tenerte a mi lado
en este mundo de mentiras
 
Hice una creación
llamada emoción
y esa es mi bendición
cargar este peso
como cuerpo
mi nombre es poeta
y te diré un dilema
 
Escucha a tu corazón no hagas caso de los dem...
Enviado (11/01/2011) - Enviado por Gladiadorneo
Qué puedo decir, que no te hayan dicho,
extiendo mi razón en las rutas del intelecto
y nada satisface mi búsqueda de lo inusual,
por el contrario, se incrementan estas fluctuaciones en mi torso
presagiando la cercanía de lo que intento revelar,
ejecutando una probabilidad que devasta al desespero
mientras repito: qué puedo decir, que no te hayan dicho,
todo lo que soy asiente que es justo entregarte lo imprevisto
la elocuencia de unos versos impronunciados
o la conjetura que extraigo de tus comentarios,
pero hoy, me falta el aire, me siento impertinente y precipitado
abatido por esta inefable sensación que me has contagiado
y no dejo de pensar… qué puedo decir, que no te hayan dicho:
que traduces la vida en función de la poesía....
Enviado (03/01/2011) - Enviado por Gladiadorneo
Hay veces que el tiempo viaja despacio
y el pensamiento se detiene como si no hubiera tiempo,
hay veces que tu nombre me lleva a la frontera de la agonía
y la desesperación parece eterna rebasando esa frontera,
hay veces que desde el mismo día en que te alejas muero
y me consume la nostalgia, pero igual te alejas,
hay veces que nacen poemas en esta soledad que me castiga
y escribo de una manera sencilla como si amara esta soledad.
Enviado (27/12/2010) - Enviado por Gladiadorneo
Me hablas sin palabras
con fonemas indecibles,
en el silencio de los gestos
a la orilla de un lenguaje difuso,
desde el límite entre la importancia y la sencillez
y en la cumbre de la indiferencia misma.
Hablándome y hablándome
sin temor alguno a herirme,
desafiando al intérprete de mis sentidos
y al origen de esta locura razonable
mientras cultivas la incertidumbre en mi memoria
y te quiero así, porque sé, que así eres.
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 5 6 7 8 9 10 11 12 13 ir a siguiente páginair a última página
v.03.15:0,782
GestionMax
Novedades   Contacto   buscador   Mapa web   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar