¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Martes - 26.Marzo.2019

Jorge Robledo Ortíz

contenidos / pág.3 contenidos 1 pág.Ordena por
Enviado (30/01/2008) - Enviado por gquevedo32
Nuevamente de mi siempre recordado Maestro Jorge Robledo Ortíz 19l7-1990, para que aprecien su versatilidad.

Cómo duele la noche
cuando tu voz se curva
fría de indiferencia lo mismo que una hoz;
Cómo duele la vida
cuando alzas tus palabras
sin caridad ninguna contra mi corazón.
Cómo duelen tus ojos
cuando clavan su hastío
-desnuda hoja de acero- sobre mi adoración.
Cómo duele esta angustia
de saberte lejana
llevándote en la sangre como se lleva a Dios.
Cómo duelen tus labios
cuando muerden el aire
para romper los hilos sencillos del amor.
Cómo duele tu risa
cuando cruza insensible
los abismos sin fondo de mi nuevo dolor.
Cómo duele tu pelo
cuando agita en el viento
la negación del trigo bajo el casco del sol.
Cómo duele el milagro
de tu nombre pequeño
cuando enciende nostalgias en mi inútil canción.
Cómo duelen ...
Enviado (13/01/2008) - Enviado por gquevedo32
1917 - 1990 considerado por muchos como el mejor Poeta Colombiano del siglo pasado
Hubo una Antioquia grande y altanera,
Un pueblo de hombres libres,
Una raza que odiaba las cadenas
Y en las noches de sílex,
Ahorcaba los luceros y las penas
De las cuerdas de un tiple,
Siquiera se murieron los abuelos,
Sin ver como se mellan los perfiles.
Hubo una Antioquia sin genuflexiones,
Sin fondos, ni declives,
Una raza con alma de bandera
Y grito de clarines,
Un pueblo que miraba a las estrellas
Buscando sus raíces,
Siquiera se murieron los abuelos,
Sin ver como afemina la molicie.
Hubo una Antioquia en que las charreteras
Brillaban menos que los paladines,
Una tierra en que el canto de la cuna
Adormecía también a los fusiles,
Una raza con sangre entre las venas
Pero sin sangre niña en los botines,
Siquiera se mu...
Enviado (25/07/2007) - Enviado por gquevedo32
Poeta Colombiano(1917-1990)
Reminiscencia poetica que parece escrita para aquellos a quienes se nos arruga el corazón y se desenjalma la ilusión, ante el panorama de un mundo regido por el egoísmo,la mala fe y el incumplimiento de la palabra dada, por el anhelo de fabricar el paraiso de los pocos, sobre el infierno de los muchos.
Fatigado viajero: no sigas tu camino
Sin antes ver las sombras que habitan esta casa.
Aquí duermen los hitos que alzaron el destino
Y escribieron la historia vertical de una raza.
Entra, buen caminante. Te presento al abuelo.
Se murió de hidalguía al pie de su palabra.
Cuando cerró los ojos, comprendimos que el viejo.
Tenía en sus cenizas los reflejos de un hacha.
Noventa años de lucha detuvieron su sangre
A la orilla rebelde de su bíblica barba.
Quienes lo conocieron, juran...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar