¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Miércoles - 22.Mayo.2024

Estás en: Poetas noveles

Amor en las tinieblas

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (05/09/2023)Enviado porjoreman-
Etiquetas: joreman
Amor en las tinieblas

Una tarde tenebrosa y muy fría, iba rauda una bella mujer por un camino solitario y polvoriento
Cabalgaba a pelo, un caballo ruano de color gris, brioso y muy violento
Iba tan veloz que sus enaguas sueltas, las agitaba el relámpago del viento
Su cabellera jugaba tan fuerte con el aire, como ave que busca el pan para su sustento
Lloraba desconsolada, lágrimas de dolor, de pasión y sentimiento
De pronto cerca de la quebrada de los espantos, el ruano se detuvo en seo, sudoroso, acalorado y lento
El graznido de un cuervo negro, asustó al ruano como un escalofriante mal presentimiento
Y sobre una afilada piedra, la hermosa mujer perdió en la caída el conocimiento
Fue tan fuerte el golpe, que con un hilo de sangre se le salía el alma y el cadavérico aliento
El caballo relinchaba y se fue sin su jinete entre matorrales a buscar entre pastizales su alimento
Y allí en la laja de piedra en un silencio sepulcral, un corazón derramaba lágrimas de tristezas, agonizando su vida y su sufrimiento
Y arriba en lo alto de la colina era esperada por un amor furtivo, pasionario y soñoliento
Un hombre que se robó su apasionado amor, su corazón y la sombra de su enamoramiento
Aquella bella y preciosa mujer, no llegó a la cita a sellar con el amor querido, lo prometido en su juramento
Se movía nervioso de un lado a otro, masticando su soberbia, acelerando los acontecimientos
Llevaba entre sus vestimentas un laso, para no arrepentirse de su sufrido tormento
De pronto un perro negro fantasmal, agitado y echando babaza, pasó junto al hombre, perdiendo entre ladridos su bestial comportamiento
Asustado y nervioso, el amante se puso pálido, mudo, cadavérico y ojeroso, presagiando su fallecimiento
Y en una rama de aquel frondoso árbol, se ahorcó aquel amor, como pelotón que tira del lazo, la pólvora del fusilamiento
Una neblina blanca subió por aquella pendiente a unirse con la sombra, que desprendía del árbol del ahorcado, uniéndose los dos amores de pasiones sedientos
Y así terminaron aquellos amores sus vidas, con actos crueles sangrientos
Una brisa suave arrastró aquellas sombras unidas al compás de sus movimientos
La sangre del ahorcado, rodó por la pendiente a unirse con la de la querida, que yacía muerta y se unieron las dos sangres, en una ceremonia de dolor y encantamiento
Unidas las dos almas volaron al infinito, como una nube de escalofriantes escenas de apasionamiento.
Sus amores siguieron, no en la tierra, sino en otros lares y en otros campamentos
Sellaron su querido amor, con tragedias, con graznidos de cuervo negro y ladridos de un perro fantasmal, con actos espeluznantes y agonizantes violentos

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga, agosto 10-2023
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Resuelve esta operación: + = 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba
v.03.15:0,792
GestionMax
Novedades   Contacto   buscador   Mapa web   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar