¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 25.Julio.2024

Estás en: Poetas noveles

Dicen por ahí

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (27/02/2023)
Autor: jorge enrique mantilla
Enviado porjoreman-
Etiquetas: joreman
Dicen por ahí

Una noche oscura de pánicos y de miedos convertida
Quedó tendida la cama, servida y fría la comida
Se sentía un halo de soledad y de incertidumbre por su partida
Una sombra recorría la habitación, olorosa y vestida
Se había marchado la mujer, la pasionaria moza y la amante querida
A lo lejos se escuchaba un sollozo y una lágrima sin llantos temida
En la mesa quedó la cerveza, el aguardiente y derramada la copa con su bebida
Las flores se secaron y el jardín en un desierto sus bellos pétalos convertida
La vela de la pasión se apagó, aún con el pabilo de llamas encendida
En la cerca de alambre de púas, quedó parte de su vestido rasgado, en su acalorada huida
No hubo tiempo para ver por última vez su cuerpo, ni el rostro en su despedida
Dicen por ahí, que le dieron de beber una pócima y por el demonio estaba poseída
Dicen que se marchó de noche, otros que huyó de amanecida
Dicen por ahí, que la han visto vestida como toda una bella y esplendorosa bandida
Que se cansó de la rutina y de aquel amor estaba más que aburrida
-2-
Dicen por ahí, que se marchó por una trocha con el sol a cuestas, descalza caminando
Que la vieron encaramada en un camión cargado de verduras y de bandera se fue viajando
Que no miraba hacía atrás y del azaroso pasado se fue tristemente olvidando
Se quedó dormida y de una nueva vida de amores, se quedó solitaria soñando
Dicen que se cayó del camión en movimiento y rodó por un barranco, herida y sangrando
Dicen por ahí las malas lenguas, que la han visto en una barra de un burdel borracha y llorando
Que viste de minifalda, mostrando el alma olorosa y de piernas abiertas cruzando
Que se pinta y se maquilla como toda una cortesana, alegre y de melodías cantando
Bebe y toma sin parar por un amor que dejó en su pueblo y que una pena la está ahogando
Dicen por ahí, que un temible forajido la está ansiosamente de sus placeres buscando
-3-
Porqué se fuiste mujer querida, si con su sonrisa y su alegría palpitaba corazones
Lo tenías todo, amor, pasión y emoción y acaloradas y furtivas sensaciones
Aparentabas ser feliz en su pueblo, en el hogar, en la habitación y en todos los rincones
Pero pudo más la pasión del sexo ardiente y arrebatado, que el clamor sin escuchar explicaciones
Le calentaron el oído, el triángulo de su cuerpo y la lava de sus volcanes y el sueño de sus respiraciones
Dicen por ahí que la cantina donde frecuentaba es un antro de mala muerte, de miedos y traiciones
Que en las noches tormentosas le pide a Dios sus bendiciones con los gritos de sus pecados sin confesiones
Vendía su cuerpo, su corazón y su alma al mejor postor con insultos y maldiciones
Unas noches eran oscuras, otras grises y las madrugadas de fríos nubarrones
Dicen por ahí, que tenía fama, era bella y hermosa sin pudor, ni comparaciones
-4-
Pero una noche fría y huracanada de lluvias que arreciaban con truenos tormentosas
Estaba aquella mujer hermosa viendo llover en un silencio toda ida y misteriosa
Los rayos iluminaban su bello rostro y a decir verdad que era maravillosa
Era la consentida de la bohemia y de la cantina, pasionaria del sexo ardiente y de su querer amorosa
Le había negado su bello cuerpo a un sinvergüenza truhan, en forma valerosa
Y este malnacido la sentenció cortándole las alas a la vigorosa y bella mariposa
Dicen por ahí los que la vieron por última vez, que era amistosa, vanidosa y caprichosa
Que estaba entonando una melodía triste de cantina de tragos y licores pegajosa
Dicen que aquel desgraciado malhechor y forajido a traición, le asestó por la espalda una certera puñalada, hiriéndola en forma horrorosa
Y aquella hermosa mujer cayo de bruces agonizante y con la vista ida y vidriosa
Nadie la ayudó, ni nadie la lloró, solo una neblina blanca cubrió su cuerpo ensangrentado esa noche pavorosa y lluviosa
Se fue su vida, se marchitó su cuerpo, como se marchitaron las flores de su pueblo y solo quedaron sus recuerdos de sus pasiones fervorosas.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga febrero 28-2023
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Resuelve esta operación: + ocho = 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba
v.03.15:0,683
GestionMax
Novedades   Contacto   buscador   Mapa web   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar