¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Viernes - 22.Marzo.2019

Estás en: Poetas noveles

Extraño Mundo

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (02/06/2015)Enviado porstx112-
Etiquetas: reflexión

¿Qué?

Que se escribe con tintura de barro

en lienzos de cartón

y luego lo llaman sublime y dorado

una obra maestra de latón.


¿Qué?

Que siembran llamaradas en un pantanal

y luego lo alaban como si fuera algo divino o celestial

y no queda después sino espejos derretidos

en donde se resquebraja un pasado dormido.


¿Qué?

Que chapotear en un mar de espinos

y corretear en una llanura de pedregal

y cuando se refrescan con el néctar vinotinto

de sus heridas

dicen que es algo que solo con un soplo de suspiro

se puede admirar.


¿Qué?

Que círculos pequeñitos, fundidos en cristal

son los señalizadores de tu recorrido,

para que subas por escaleras carcomidas,

para que ese tesoro escondido,

no lo llegues a alcanzar

pero si te das cuenta

ese tesoro está en colores musicales

y en olores acrisolados

en un jardín dorado de agua, azucar y sal.


¿Qué?

Que hay miradas de piedras,

corazones de hojarascas y almas de papel;

pero también hay piedras valiosas y sinceras

que derraman su aceitunada palabra solariega,

con un fragante y lumínico pincel.


¿Qué?

¿Qué donde quedaron las pisadas derrumbadas

y sepultadas en una muralla de excusas

y de elegancia

teñidas de voces secas y con frías añoranzas?

Quizás en un huerto de recuerdos y pensamientos

que hay que cubrir con hojas de perla, de oro y de plata.


¿Qué?

Que hay presencias y apariencias,

esencias y vivencias,

todo un conglomerado y una mezcla cifrada;

y aún así laten sueños distanciados,

que destilan cada uno en su faz interna,

una columna de palpitaciones y esperanzas.

Mientras otros se aferran a sus columnas

de humo, que se derriten ante el soplo

de cualquier circunstancia.


En este mundo tan extraño y controvertido

hay que brillar con un brillo sobrio,

y ser un manantial vivo,

que genere sus propias corrientes,

porque sino te arrastran a ti al hoyo,

y te dejan solo y hundido.




Autor: Joel Fariñez

Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Resuelve esta operación: - tres = 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar