¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Sábado - 13.Julio.2024

Estás en: Poetas noveles

¿Viejo yo?

ver las estadisticas del contenidorecomendar  contenido a un amigo
Enviado (19/03/2023)
Autor: jorge enrique mantilla
Enviado porjoreman-
Etiquetas: joreman
¿Viejo yo?

Dicen que estoy viejo y acorralado, como un débil anciano
Como el desierto sin primavera, en pleno y ardiente verano
Dicen que estoy caduco y anticuado, ido, solitario y lejano
Que sólo espero la bendición de Dios Todopoderoso y soberano
Dicen que ya estoy longevo y avanzado en años, como el árbol del manzano
Que soy un fósil oxidado, como la escopeta del soldado viejo y veterano
Que voy en decadencia, como se oscurece la noche en el horizonte más temprano

Se marchó la bella y hermosa primavera, que engalanaba con sus flores la vida
Se marchitaron los pétalos de las rosas y orquídeas, que lucían esplendorosas y floridas
Se desnudó la arrugada y melancólica vida, que una vez lucía elegante y vestida
Llegó la vejez sin escapatoria y sin huida para su temerosa salida
Se marcharon aquellos, que una vez aplaudieron de la plaza, el olé de su corrida
El viento arrastró las hojas del libro, que nadie comprendió, ni era la lección entendida
La vida llegó con alegrías y pergaminos, que la vejez con el tiempo lastimosamente olvida
Produce escalofríos, miedos y espantos y por todos es escalofriantemente temida
La vida no tiene reversa y tampoco de la vejez, quiere de sus ecos ser repetida

Dicen que estoy vetusto y me estoy lánguidamente envejeciendo
Mi piel se volvió fina, seca, delgada y arrugado me estoy volviendo
El cabello se tiño de blanco y la calvicie en el espejo con miedo estoy viendo
Dice que le huyo al sol canicular y de sus rayos incandescentes me estoy escondiendo
Que me acuesto con los esplendores de la luna llena, en sus sueños durmiendo
Siento en mis pies el camino polvoriento y en sus ventiscas me estoy perdiendo
Dicen que soy un vejestorio y poco a poco, me estoy de esta vida despidiendo
La vejez es la última etapa de la vida y ahora la estoy amando, queriendo y entendiendo
Espero que no sea la ultima copa del vino burbujeante y añejo, que con ganas me estoy bebiendo

La vejez es un proceso continuo y natural, lleno de realidades, de enfermedades y necesidades
Es la decadencia de la vida, que se tiñe de sombras siniestras y espeluznantes oscuridades
La vejez es irreversible, que va acumulando transformaciones que arrastran soledades
Es inevitable y va a pasos agigantados, acelerando miedos y debilidades
Es la experiencia que se acumuló con el sudor de la vida, con sabiduría de sus bondades
Es el último capítulo de la hermosa vida, llena de amor, emociones y realidades
Se acaba el tiempo y acrecienta el miedo en el rincón de las intimidades
La vida se cubre de silencios, de olvidos y de asombro en las oscuras profundidades
La vejez es la sombra que camina lenta y pausada y va rumbo al abismo, que atemoriza las libertades

En verdad ya estoy viejo, rancio, vetusto, enmohecido y desgastado
Mis gritos ya no se sienten y el eco en las tinieblas es silenciado
Es cierto que ya soy longevo, pero he vivido, soñado y viajado
Se está evaporando la vida, como la niebla se lleva el rocío de la mañana y con el sereno se ha marchado
En verdad que ya soy como un carro viejo, oxidado y con el motor destartalado
Pero me alegra, porque fui un último modelo, de pintura brillante, de amores y pasiones añorado y soñado
Ya soy un vejestorio, un matusalén, pero viví todo lo habido y todo lo imaginado
Me gritan decrépito, viejo senil y en verdad que, de aquellos insultos, he derramado lágrimas y en el silencio de mi soledad, tristemente he llorado
Rancio y maduro, con un bastón he caminado lento, tembloroso apoyado
A lo lejos se ven nubarrones y de tinieblas oscuras estoy asombrosamente rodeado
Se acerca lentamente la muerte y todo está dicho, hecho y cocinado
Estoy viejo, pero en la vida fui un guerrero y en las trincheras de sudores y batallas luchado
Bienvenida la ancianidad, qué importa que la vejez me haya enfermado y a la tumba fría y lóbrega me haya tirado
Me arropó la vejez y con la muerte en un panteón sin nombre, fui sepultado y con el tiempo olvidado.

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga marzo 19-2023
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(0 votos: promedio 0 sobre 5)
COMENTARIOS
Añadir nuevo comentario como [conectarse]
0 Caracteres escritos / Restan 1000
Resuelve esta operación: - = 
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba
v.03.15:0,659
GestionMax
Novedades   Contacto   buscador   Mapa web   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar