¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 16.Agosto.2018

Estás en: pestañas

pestañas

contenidos / pág.6 contenidos 1 pág.Ordena por
MORTÍFERA ORDINARIEZ
(((Neosimbolismo)))

Entre los dedos del humo,
el agua clava sus dientes,
en el sueño encadenado a cada nube.
Y la mejilla en la cárcel galopa,
y galopa en la humedad soñada,
y soñada en la libertad vendida.

¡Menos orejas un poco de pestañas!.
Por eso, los clavos son de arena,
de arena los claveles son agujas,
agujas con patas y lenguas,
lenguas atropelladas por ventanas,
ventanas de pañuelos iracundos,
iracundos algodones y limones.

¡Un poco manos un poco sordas!.
Bermejas y redondas con sus frutas,
las calles blanquean sus espejos,
de pobres granos sus centinelas,
en donde el fuego está descalzo,
muy descalzo muy lago muy cielo,
manzana y sangre y rostro y niebla.

¡Deja viv...
DIÁFANO PRÓFUGO
(((Dadaista)))

¡Mira!.
Aquélla lejanía teje hojas
a las horas verdosas cercanas
entre las velas de barcos
de cera y bosque de llamas
a tiempo lento de humos.

Mira la hoja al ojo enamorado
de las pestañas años añejos
en las duras nubes bajo el agua
del parco parque hecho escalera
a escala la montaña monta
el monte emboscado clara cabalgadura
blanda, como come la negrura carcomida
esa tarde al mirarse antes cruda y dura.

¡Diáfano… pró… fu… go!.
Aunque todo resulte menos
En la punta circular que cae
En la esfera triste que llueve
En el beso líquido que huye
En el vaso espeso que fluye.

La noche sin sueño fusilando lunas
y ladrando al libro
...
Enviado (01/01/2017) - Enviado por JOEL FORTUNATO
 Enternecidos...
Los ríos corren, las montañas suben.
Caminos, relámpagos verdes, suaves alas.
Parecían callarse vestidas de penumbra...
Siéntelo... Nadie estuvo allá.

Solo el silencio solitario sabe
del musical descanso frágil
sinalefa sístole y crasis
de alusión tierna y átona
de armonía imitativa.

Y la luz que madura
en atroz quemadura
el alcornoque madura
en la nube que quema dura.

Autos, féretros, esperanzas,
espadas, palomas, cuevas,
cunas, fuentes y fantasmas.

Porqué...
nadie siembra cerdos en las perlas
nadie recuerda desnudar al viento
nadie abriga decorando balas
nadie llora al eco del espejo...

Al pasar...
el tiempo asesinando relojes
el tiempo perdiendo acong
...
SEGURO TE CONMINO
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Esperanza.
Camina para que dibujes al mar
las montañas en un pez.
Cien navíos del desierto aúllan
y anidan una nube
sin espera.
Seguro.
Cultivaron unas olas de pestañas amarillas
y unos raudos musgos donde duermen
las miradas del cabello.
Un camello vendía coronas y cepillos
y el sol sentía un canguro
que cantaba de rodillas al pasillo
y trepaba en el espejo reflejándose.
Esperanza.
Ya no sueñes, que hay patios y campanas
en los ojos del suelo y las paredes
del nuevo lago derraman las cenizas.
Nada importa que todo pienses
con la lengua entre pálidas arenas.
Te
Conmino
Seguro...
Ellos nada saben de la humedad
vestida del guante impasible,
ni de hormigas intimidadas, ni elefantes
angustiados, menos, dentro del...
RECOVECOS
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Por
El
Insomnio
¡Qué vive!
Fuera del valle... Recov...Ecos
Dónde
El lápiz a la mano escribe
Todo lo que hubo fosforescido
Del papel en la sombra blanco
De los que nada fosforescerán ya más... Ni llamas.
Del olvido contundente
Arden veinte escándalos viviendo...¡Recovecos!
¿Llamas, llamas acaso al fuego, más ya?
Por la luminosa seducción del eco
Dónde
Llamas fueron de lo que fosforesció y murió
¡Entre la más abundante injusticia!
Del encarcelamiento sin fronteras del eco
Miles, miles, hieles, hieles, recovecos infinitos
¡Resonantes!
Al breve febril trecho
El inquieto fuerte libro... La voz anaranjada
La espina germina... Del culpable letal fugacidad
¡Más allá de la mirada!... Miriadas de inocencias
El párpado no otro es...
POBRE ZOROLLO
___Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Me dices, qué no lo diga, cuando callas
Y
Me asomo a la inmensidad ágil
Tan lentamente
Como
Estar lamentándose las araduras
Blandas, en la seda blanca vuela un pez gris
¡ Pobre zorollo !, me dices, verdeándome amarillar
a medias yerto de las olas quietas, de los valles
por la inútil riqueza condenado el fasto de otoño
infausto... El pobre zorollo... En los espacios alados, en las nebulosas purificadas, en la profundidad de la memoria el pobre tallo de la escarcha, escucha... Con el alba de los lirios
abanicos.
Más la piedra del telar cosecha, escucha, me dices,
ciego y sordo el aire corre bajo el mar discreto,
es callar...
Los collares
Las arpas y laúdes paralizados
En la profundidad, más elevada de los ecos llenos,
El...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar