¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Martes - 18.Junio.2019

Estás en: años.

años.

contenidos / pág.6 contenidos 1 pág.Ordena por
CERCANÍA TEMPORAL
Una lágrima de viento
Cruzó por la ventana
Sin hablar sin sueño
Entre una noche de pestañas
De pañuelos de señuelos
Un silencio una tarde un recuerdo
Dejó sólo al reloj en cada nube
Nave que nieva fuego
Nadie que niega luego
La eternidad en un suspiro
En un latido en un papiro.

Agua tibia cuna lácteo arrullo
Sincero artífice virtuoso juego
Hábil fruta audaz absorta suerte
Delicada incólume natural recepción
Imborrable noche afable alba habla
Honesta manumisión franca lúcida
Imperiosa concordia suave dúctil
Recuerdo fervoroso inopinada lid
Satisfecho ardor rendija vigorosa
Explosión estrellas silencio lento
Consuelo esperanza t
...
CERCANÍA TEMPORAL
Una lágrima de viento
Cruzó por la ventana
Sin hablar sin sueño
Entre una noche de pestañas
De pañuelos de señuelos
Un silencio una tarde un recuerdo
Dejó sólo al reloj en cada nube
Nave que nieva fuego
Nadie que niega luego
La eternidad en un suspiro
En un latido en un papiro.

Agua tibia cuna lácteo arrullo
Sincero artífice virtuoso juego
Hábil fruta audaz absorta suerte
Delicada incólume natural recepción
Imborrable noche afable alba habla
Honesta manumisión franca lúcida
Imperiosa concordia suave dúctil
Recuerdo fervoroso inopinada lid
Satisfecho ardor rendija vigorosa
Explosión estrellas silencio lento
Consuelo esperanza t
...
CERCANÍA TEMPORAL
Una lágrima de viento
Cruzó por la ventana
Sin hablar sin sueño
Entre una noche de pestañas
De pañuelos de señuelos
Un silencio una tarde un recuerdo
Dejó sólo al reloj en cada nube
Nave que nieva fuego
Nadie que niega luego
La eternidad en un suspiro
En un latido en un papiro.

Agua tibia cuna lácteo arrullo
Sincero artífice virtuoso juego
Hábil fruta audaz absorta suerte
Delicada incólume natural recepción
Imborrable noche afable alba habla
Honesta manumisión franca lúcida
Imperiosa concordia suave dúctil
Recuerdo fervoroso inopinada lid
Satisfecho ardor rendija vigorosa
Explosión estrellas silencio lento
Consuelo esperanza t
...
El Colofón Equitativo
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Fue cuando el tiempo colgó sus relojes en la nada sin fe,
en el collar del espacio dejando saltar sus gestos grises,
desvalidos, extendiendo el significado de las palabras
estrechas, en torno a la negra figura en medio de la pálida
faz dispuesta a salir sin destino, entre las grandes franjas
de niebla que una tarde reunió con mucho valor, resultando
difícil despertarse de esa manera más de una vez, en toda
la angustia que emigra de la realidad invisible, tratando de
ocultarse a medida que la noche caía llenando con ligeras
eternidades su mirada fría, en la imagen de la propia muerte
entre las flores de fósforo y ceniza, donde todo puede fácil
recordarse con el suspiro de los caprichos prolongados
en una gota de relámp...

ODA AL SIGLO
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
En
El
Siglo
tejedor
nacen
los años
hojas
calendarios
en el bosque
sangrando
los años rotos
gotas desiertas
pajas invisibles
que fecundan
muriendo
los suspiros
de pobreza
de latidos obscuros
en su raíz
sin que cambien
los trozos de otoño
en algún sitio
de luna hirviente
por la sombra
que suena
que vaga
de nube a nube
las campanas
cayendo
entre los ríos
espinas, de carne
salpicando el granito
encendiendo
periódicas guerras
delirando
monedas
del camaleón
en la bandera salvaje...
No del cielo
para ellos
son
años inclementes
años inventados
sin memoria
entre
los hombres
los muertos
...
EN LA HIPNOBLEPSIA:
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
La noche llegaba suavemente todos los días acariciando
el sillón y el cristal pintado en la ventana, en la paciencia
de una flor congelada bajo la puerta; afuera, el viento
agitaba el polvo arenoso y hacía ruidos con las ramas,
y alambres por los techos esa primavera de vivo verde...
Él bebía su libertad tras una mirada trágica y serena qué
parece movida por hilos qué alguna divinidad invisible, y
tal vez insensible se entretiene en situar en la más incom-
prensible realidad con su acerbo amargor y melodía baladí.
El visitante hace un gesto con el brazo extendido, y la mano
péndula reteniendo la impaciencia de colores, y sonidos del
dueño del sueño, de cama y cobija en tanto dice. El final es
lento y progresivamente sor...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar