¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 22.Agosto.2019

Estás en: partes

partes

contenidos / pág.3 contenidos 1 pág.Ordena por
El Eco Verdoso
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Con
una
desesperación
de caracoles
en
la
penumbra quebrada
el eco sueña, sueña, sueña,
los filos
de verde torso
del frenesí vestido
por
todas
partes ardientes está
el eclipse ansioso
con
el rabo del ojo
en las esquinas
del alfabeto
en el fango
montando
peces de hojalata
de turbias manadas
desecando cándidas
lenguas
sin descanso
entre la nieve
con muletas
¡ Sublimes escorpiones !
hechos miedo puro
pobre, elusión inopinable,
entre las cejas
lapsus
apuñalando las rodillas
del hacha sin fondo...
Es tal vez
aquel
silencio en las raíces
o este herido polvo
de cuero celeste
o aquel gusano gris
suavemente
sobre el hilo
sacudiendo
el volcán que se derrama
concentrado
en los racimos
de las jaulas
...
AVENTADO
...Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Ha estado en todas partes. Su mirada se ha grabado
en toda superficie, demasiado en algunas, y en otras
poco. Como a veces muchas dulces y delicadas pupilas
lo saben... Con frecuencia corre hacia su muerte, huracanado,
y sin contorno, indefinibles son sus variaciones o sus derivados,
pero no es el mismo en todas partes... De repente reprende a las
tormentas con la frente fatigada del firme empeño en su visión
tenaz... Nadie sabe desde cuando está presente, y qué pueda
hablarse de las condiciones previas imposibles de llenar, y la
misma dificultad vuelve a repetirse desprovista de las más
exóticas explicaciones en la pendiente natural del momento
ignorado, acostumbrado a guardar el vaivén que detiene los
extremos del breve alien...
FANTASMAGÓRICA NEGRURA
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Después de la agria disputa de la tarde
con la noche había pensado en los sufrimientos
qué por la madrugada esperaban la carrera
temerosa al contacto de la luna y las estrellas
palpando las obscuras intenciones de los buques
angustiados qué iban a ser sacrificados dulces
en las playas invocando la razón más fácil qué
la exclusividad de la envidia cómo un trofeo de
caza detrás de la presencia qué lo aspiraba y lo
expelía al ritmo entrecortado como un autómata
en la pesadilla dando órdenes en la calle que no
escondía más el rostro agrupando cifras con una
gran nitidez como si percibieran el interior confuso
transparente qué estaba dislocado en partes dónde
todo el escenario se inundó de remolinos.
Las alas de una nub...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar