¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Lunes - 30.Marzo.2020

Estás en: Perdón

Perdón

contenidos / pág.4 contenidos 1 pág.Ordena por
Enviado (24/08/2013) - Enviado por Carlos Baroja
Dentro de mí, a lo lejos, escondo mi mayor secreto...
Un tesoro irrenunciable que ilumina mis escombros...
Liviano como un falso anhelo, ingrávido como los sueños...
Me muevo haciendo justicia, voy fregando a mis ancestros...
Perdones y agradecimientos alivian nuestros dolores,
y el río interior fertiliza el huerto de mis lamentos...
Los malos recuerdos dan rosas, las penas dan girasoles,
y el sol evapora mis penas, mi desidia y mis temores...
No eres más ni menos que una ilusión,
en el vasto universo de mis inquietudes,
el solo pensar en tus etéreas latitudes,
sobresaltan mi cobarde corazón.
Solo existe y solo una razón,
por la cual no ceden tempestades,
ni alivian enormes ebriedades,
en largas noches sin perdón.
Pues esa razón por mi justificada,
no merece jamás ser perdonada,
entiendo tu pesar desconcertado,
es justo tu dolor por tu amor perdido,
causa que causa tu sentimiento herido,
el haberte sin razón abandonado.
N.E.V.O.S.O
___Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Porqué no pude morirme a tiempo
Me fuí quedando
En la madera latente
Al decir la misma nada corre
¡Bajo el nacer íntimo del tiempo!
En
La
Estatua
Dónde las nieves claudican... Del manumitir su frío
De proceridad pueril, agiotista de la incuria
Temerario mancomunarse sin ayuntarse
¡ Incendio al quemar el fuego !
Por
No
Morirme
¡A tiempo!... De tiempo en tiempo, sin contratiempo
Porqué
Impostores nos mueren........Los, los,
los qué de seda velan injustas tumbas
¡Sombras qué se agolpan!
luz desesperada en antena ingenua
¡Sombras en barricadas!
luz desvencijada, del sillón goteando
¡Sombras incruentas!
Del tiempo qué sólo se marchita
Pobre tiempo...¿Qué sería de él sin nosotros?
Siendo
Sólo
Del efímero cántico un cé...
Enviado (27/11/2010) -
Te devuelvo el amor que un día habitó en mis negaciones;
te lo devuelvo intacto de ímpetu y de sueños.
Tú te mereces tenerme prisionero
en la inevitable cárcel de tus dominaciones,
pues ya no me pertenezco ni soy el mismo a partir de ti;
contigo soy tan solo una huella en la playa nefasta del ayer,
pues tú me rescataste con manos amorosas,
casi maternales, casi hermanas, toda mujer.
Me quedo con la sedosa escarcha de tu piel
dulce y morena, voluptuosa y nervada como tus ansiedades;
me quedo con la mirada profunda e infantil de tus ojos,
dos brújulas de amor, de mansedumbre y de poesía,
Te devuelvo el amor que un día enardeció tus dudas
y contempló la idea de reedificar su imperio de soledades;
...
v.03.15:1,205
GestionMax
Novedades   Contacto   buscador   Mapa web   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar