¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Sábado - 13.Abril.2024

Estás en: olvido

olvido

contenidos / pág.18 contenidos 2 pág.Ordena por
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 ir a siguiente páginair a última página
Un caballo bien domado
extrañando heno y paja
buscó salir de la caja,
llevaba tiempo guardado
estaba muy oxidado
ya que era de hojalata,
brincaba trata que trata
saltaba al ciento por ciento,
mas, no concretó el intento
pues le faltaba una pata.
Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 04 de marzo del 2024
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)
“Su olvido, . . . ignorancia esférica.”
Glorioso mil cuatrocientos
noventa y dos el de vientos
de mares, de tempestades,
de célebres avatares.
Épicos, en que marinos
exploradores genuinos
a bordo de carabelas,
tres, cada una con sus velas.
Llegaron al Nuevo Mundo
de anonimato profundo
sacándolo a la palestra,
hoy, la izquierda más siniestra.
La que mueve al gris Andrés
tan solo en un dos por tres
lo soslaya en la ignorancia
de su incultural fragancia.
La oscuridad no está quieta,
de su casa fiel glorieta
quitaron el Monumento
de Colón del firmamento.
¡Qué estulticias horrorosas!,
pues, relegando las cosas
al fin no desaparecen
ni se extinguen, ni fenecen.
Los hechos trascendentales
para el orbe elementales
para nuestra humanidad,
¡por Dios, qué barbaridad!
Y s...
“Del olvido que es gangrena . . .”
 
Cuatro barcas en extinción,
previo a su total perdición
entre la arena, arrumbadas,
conversaban desoladas.
 
Sobre la playa candente
y el mar harto indiferente
las palmeras escuchaban
atentas lo que contaban.
 
Casi sin casco, sin quilla,
mas, sin llegar a la chilla
respecto al triste presente
de la gloria tan ausente.
 
Dialogaron del pasado,
de su linaje afamado,
de su maderamen virgen,
de materiales de origen.
 
De cómo las construyeron,
de las travesías que hicieron
con “capitanes” amados
por océanos inexplorados.
 
Abismos, pontos y sendas,
rememoraban leyendas
del fantasioso tritón,
del Dios del Mar Poseidón.
 ...
“De una sumisión de pena . . .”
 
Bien recuerdo la campaña
lo atacaba con gran saña,
López traía de la greña
al ex presidente Peña.
 
Le iba a cortar la cabeza,
al votante hacía promesa
de que lo iba a procesar,
a enjuiciar y a encarcelar.
 
Mas, cuando llegó a Palacio
su discurso se hizo lacio,
le llegó el perdón y olvido
¿de tal justicia? . . . despido.
 
Todas aquellas promesas
en su boca quedan presas,
la mentira y decepción
son reglas no la excepción.
 
El día veintiuno de abril
mal parado frente al atril
dijo así, nada discreto,
que: a Peña “tengo respeto”.
 
También “consid...
“Que la ley se aplique, . . . pido.”
 
Soy víctima del delito,
soy del pueblo, necesito
de autoridad que se “faje”,
así, sin que se haga “guaje”.
 
De qué sirven tantos foros
del bla, bla de tantos “loros”,
de las “buenas intenciones”,
sirven más mis oraciones.
 
Acción real con seriedad
grita, exige, sociedad,
López en el sinsentido
dar un “perdón sin olvido”.
 
Retórica de incongruencia
salida de la inconciencia,
perdón, olvido, sin más,
no significa la paz.
 
La humanidad la ha alcanzado
porque la ley ha aplicado,
si quieres pacificar
criminal encarcelar.
 
Perdonar solo es moral
sin soluci...
Enviado (23/12/2015) - Enviado por MIARA
Etiquetas: desapego, olvido, reinicio
Si soy tan mala mujer,
a mi puerta no me rondes,
que no admito redención
de desahuciados apóstoles
Si te arrepientes del tiempo,
perdido entre mis brazos,
no creas que yo no lamento
no haber tenido ocasión
de levantar, como golondrina el vuelo,
en su justo momento.
Si me insultas por detrás,
para herirme en mi orgullo,
la jugada no te valdrá,
que de piedra me he revestido
y a los necios, oídos sordos;
a lo ido, campo abierto.
Piensa que estoy ya en otra dimensión
cuya entrada no da acceso
más que aquéllos que me den buenos consejos,
no me compliquen la vida y no intenten enloquecerme
con su mente podrida construida de complejos.
Si te duele que fui yo
la que al final tomó la decisión
de cortar de los sentimientos la cuerda,
desquítate y a la próxima
que embaucar ...
Enviado (21/07/2015) - Enviado por isinha
 Déjame explorar la senda que me lleve a ti. 
Espérame junto a la hoguera, no permitas que se apaque. 
Mis pasos solitarios conocen el camino. 
Veo el débil fuego. Te has rendido. Se ha consumido. 
 
¿Hay otra vida? ¿Hay otro mundo? ¿Cuando volveré a verte? ¿Debo morir para encontrarte?
 
Ahora puedo verte. No existo si tu no existes. Bebo de ti, respiro de ti. Sé mi luz, sé mi guía...
 
 
 
 
 
 
 
Enviado (21/07/2015) - Enviado por isinha
 Susurrarás mi nombre cuando ya no esté?
Saldrán tus lágrimas a buscar mi piel? 
Se perderán tus recuerdos entre las estrellas?
Caminarás perdida entre la hierba?
Buscarás un lugar en el que hayamos compartido un beso?
Tocarán tus uñas la corteza de aquel árbol?
Apoyarás tu frente en el cristal empañado?
Mostrarás tu esperanza entre las cortinas?
Sabrás olvidar mis frías manos?
 
 
Hasta cuando vas a recordarme?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Enviado (06/04/2015) - Enviado por MIARA
Etiquetas: desdén, desprecio, olvido
Te devuelvo la libertad
Que generosamente
Me entregaste,
Según proclamaste,
Junto con el amor,
La consiguiente fidelidad,
Que ante el altar
De aquella vieja iglesia,
Tu voz llegó a enunciar.
Te devuelvo las promesas
Que después me hiciste,
De sincerarte,
De buscar conmigo
La felicidad,
De hallar un lugar
Para los dos compartirlo
Que nadie nos pudiera quitar.
Todo ello te lo entrego
Sin pedir explicación,
Porque, qué puedes aducir
Que mi mente
Ya no me hubiera planteado,
Si te he llegado a conocer mejor
Que a la sombra que me sigue,
Paso a paso,
Desde que se levanta el sol
Hasta el ocaso.
Tuve la paciencia de un santo;
La credulidad de un niño
Por cuentos de hadas fascinado,
Hasta que me revolví y dije:
“No, esto se ha terminado”.
En un paquete,
Incluso ador...
Enviado (25/03/2015) - Enviado por MIARA
Etiquetas: desafecto, olvido
¿Qué amé de ti?,
Me pregunto
Cuando las galerías del cariño
Se hallan desiertas y abandonadas.
Creí que la muerte me rozaría,
Que mis labios volvería azules
Si no pudiera sentir los tuyos
Ofreciéndome sus dones.
Pero vivo y respiro;
Yo creía
Que después de tu huida,
Sería como una casa desvencijada
A la que por todos sus huecos
Se le cuela la tristeza
Y el fatalismo
Sin poder hacer en absoluto nada.
Mas el cuerpo se resiste
Y es posiblemente más fuerte
Que una voluntad
Por amor enajenada.
Así, contemplando la tarde,
El cielo tan claro,
El césped tan verde,
Tan descuidado
De las palomas su vuelo,
Que sobre el suelo me siento
Y me parece imposible
Que pudiese dedicar
Palabras tan rotundas,
Fuego líquido en el aire,
A tu imagen,
Hoy ya desdibujada,
Aquélla...
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 ir a siguiente páginair a última página
v.03.15:0,759
GestionMax
Novedades   Contacto   buscador   Mapa web   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar