¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Domingo - 15.Septiembre.2019

Estás en: protesta

protesta

contenidos / pág.3 contenidos 1 pág.Ordena por
LLORABAN TUS OJOS EN MI CONCIENCIA
He podido contemplar con asombro, al fin,
tus expresivos ojos de muchacho,
dándome cuenta de que tu mirada
me hablaba a gritos de los éxodos del alma
y de las hazañas de un héroe valeroso.
Y te pedí respuesta atisbándote
en la solitaria llanura del asolado sufrimiento.
Porque recorrías con tus pies doloridos de tanto andar,
los desérticos arenales del caluroso silencio;
aquellas dunas movedizas tan airadas por el viento de la guerra,
las que fueron en el pasado, campos de carnes sangrientas
descuartizadas por las garras de los buitres
y basureros de olvidados restos metálicos esparcidos y oxidados
junto a los cadáveres de los ejércitos vencidos por la Muerte.
Poema de Josep Esteve Rico Sogorb (Elche, España)
...
Enviado (18/01/2012) - Enviado por toli
A veces la justicia duerme plácida
bajo los chopos verdes del campo,
controlada por señores
montados en caballos blancos ,
con zahones de cuero y lazos,
con botos de tacos ensangrentados.
A veces la justicia duerme la siesta
y sólo se despierta con el perfume de1 amo.
El olor vida del obrero paciente,
del trabajador a mano,
la amodorran, la adormecen.
No despierta ni con gritos,
alaridos, ni sufridos llantos.
A veces la justicia, duerme en la orilla
del río, en el remanso.
Juega con el agua clara y crista1ina,
mientras otros la están llamando.
Ella, distraída y coqueta, se mira
en el espejo, lejos de lo humano.
A veces la justicia duerme entre sábanas
de seda y edredón blanco,
sobre colchón de plumas, en habitación
cerrada, sin libertad ninguna.
El rayo del Sol ciega...
Enviado (30/11/2010) - Enviado por PabloTorrado
 Sacad las banderas revolucionarias,
Comienza el cambio
Que pretende acabar con el odio
De aquel gobierno de parias.
Todos hermanados,
Somos la clase obrera,
O al menos eso impera,
Somos del capitalismo esclavos.
Y ha triunfado la rebelión,
Comienza el cambio,
Se terminó el agravio 
Y también su adulación.
Hoy cuando leo el periódico
Todo esta peor que ayer,
Pero, ¿y lo que prometían hacer?
Solo quitaron el escudo heráldico
Abunda el rojo,
Y hoces y estrellas,
Se rompen botellas
Y te miran otros ojos.
Pero a mi me gusta el pan,
De consignas no vivo
Ni de solo andar el camino
Que lleva hacia la “libertad”.
Esa libertad,
Que muestra libertinaje
Y encierra utillaje 
De cierta maldad.
...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar