¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Jueves - 22.Agosto.2019

Estás en: superación

superación

contenidos / pág.4 contenidos 1 pág.Ordena por
Enviado (23/08/2018) - Enviado por Hedonepoesia | Autor: Hedoné
Fueron del rastrojo centenario,
acechante en cada sombra
del monte virgen,
y de los perros callejeros,
y de su falsa magnificencia.
Fueron de los cielos nigérrimos,
trepidantes,
de las abnegadas figuras
imberbes
de sus portadores,
y de la húmeda tierra
que agría el paladar,
ansiosa de tormenta
y de fracaso.
Fueron sueños del tamaño
de los muertos,
muertos del tamaño
de los poetas.
Tan firmes como su locura
y tan vivos
como
su
recuerdo.Fuente: https://hedonepoesia.wixsite.com/hedone
Se abre... Mana la sangre azul del recuerdo, mana..
En cielos derruidos grazna fieramente un cuervo...
Y luego cae a plomo la tormenta de mariposas; las lágrimas de los ángeles como granizo de oro.
No cierres la puerta. Déjala abierta. Deja que pase el viento del pasado, su cuerpo de serpiente herida, su boca fría con música de lodo.
Libera tu ejército de pájaros... Libera…
Y observa la ligereza con que un nuevo viento coloca tus cabellos... sobre los cabellos de la esperanza:
Hilos en hilos, trigo en luz. Vuela...
Mira el huracán, ululando entre campanas azules...
Observa allá abajo, ese pequeño ser de luz... Su aura se está enroscando al infinito.
Eres tú en su encuentro sublime contigo m...
Enviado (08/09/2012) - Enviado por itzi

La duda asaltó mi mente
y no podía avanzar
más recé a Dios y pedí suerte
para poder a mi Destino llegar.
Tanto camino avanzado
tan estrecho e inseguro el andar
que ahora hundirse sería en vano
así que volveré de nuevo a caminar.
Más esta vez lo haré con la frente alta
sin miedo a la luz o a la mar
esta vez conozco mis errores
y con ellos mis fronteras intentaré superar.
Cierta vez, el Señor león, abrió una escuela,
a la cual muchos alumnos asistían:
Desde el oso, la avestruz y la gacela,
hasta hienas, que sarcásticas reían.
De toda esta meritoria camarilla,
-de vivaz e inigualable inteligencia-,
destacaba un zorro astuto, de alta ciencia,
tres mastines, un cotorro y una ardilla.
Los alumnos progresaban con el tiempo,
demostrando sus virtudes sorprendentes
y la escuela de Don León era un ejemplo,
que admiraron sorprendidas muchas gentes.
Orgulloso el Profesor del resultado
y observando su trabajo prosperado,
más alumnos en la escuela no admitió.
Todo estaba concluido, pero un día,
un borrico vivaracho y muy risueño,
con fineza ante el mentor se presentó.
- ¿Qué deseaba?, dijo el león con cortesía,
a la vez que, saludando, sonreía.
- P...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar