¡Síguenos!
RSS Subscríbete vía e-mail
RSSContador de Suscriptores de Winred
BoletinesSuscríbete al boletín
Ya somos más de 34561 suscriptos!
Usuario - - Acceso de Usuarios
Martes - 28.Junio.2022

Estás en: gente

gente

contenidos / pág.6 contenidos 1 pág.Ordena por
Enviado (28/02/2022) - Enviado por Chaloaranda | Autor: Gonzalo Ramos Aranda
“Rodeado por la cultura, la religión y ventura.”
 
Lugar punto de reunión
espacio de reflexión
de follajes, de palomas,
del viento, de los aromas.
 
Calle de Santiago Tapia
erudición más prosapia
en mi Señorial Morelia
la poesía es cosa seria.
 
Don Luis González Gutiérrez
de la docencia . . . un alférez,
recordando al profesor
el paraíso en su honor.
 
Bello Jardín de las Rosas
de leyendas asombrosas,
de jóvenes, de viandantes,
de Tata Vasco y Cervantes.
 
En noviembre, día de muertos,
un encuentro de intelectos
sus espíritus dialogan
lacónicos se desfogan.
 
Dime, Miguel de Cervantes:
¿la injusticia es...
Enviado (17/10/2021) - Enviado por Chaloaranda | Autor: Gonzalo Ramos Aranda
“Tesoro mental . . .”
 
Dios me trajo a El Oro,
por eso le imploro
que encauce su fiebre
con manos de orfebre.
 
Que aquí, en estos lares,
pues, no haya pesares,
se acabó la veta
que estuvo repleta.
 
Hoy, son los filones
de los corazones,
la gente fiel mina
que no se termina.
 
Trabajo un lingote,
que nunca se agote,
la vida una piedra
que jamás se quiebra. 
 
El gran socavón
amor con razón,
el más alto tiro
la fe sin respiro.
 
Rampas, galerías,
pozo de alegrías,
que mayor tesoro
su pueblo que adoro.
 
Mágico de encanto,
de paz, tierno manto,
suave olor a pino,
seguir un destino.
 
El mejor metal
ahora es mental,
por eso, . . . al ...
Enviado (29/09/2016) - Enviado por JOEL FORTUNATO
 MÁRMOL DÚCTIL
Bebí del nublado, del recuerdo, del olvidado…
Esos años como segundos primos.
Al deber ameno con gente grave
entre pilares más estériles que nunca
años turbios como cataratas lentos
como pesadísimos dados masticados
con el hábito sueño encrespado.
He muerto demasiado al sol silencio
que por fuerza se adelgaza
perdiéndose ciego por la luz sonora.
No será, pues, partida tablas
en tablero no jugado
ni jugo sin fruto el yugo
de la noche menos noche al estrellarse
que nada quiero morir borrándome
y al nacer pedir permiso
sin acostumbrarme.
Al mar frío dejarían los hielos
al fuego hirviendo sin hacer
nada que parezca yerto
tal vez el viento dest...
LA MÁQUINA DE SUEÑOS
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
...Bajo la piel es más obscura qué la noche sobre
...la cama de piedra con el sabor espinoso grácil...
Ella no dijo nada; El olor aceitoso era agradable
en un ángulo de cada destorcido tornillo, cableado
al estilo barroco del humo, mostrando sus carátulas
sobre la mesa en qué se apoyaba. Un gallo a lo lejos
tal vez tuviera qué ver con el mismo perfume arenoso
del sol en diferente mañana. Ayer dos extremos de
luna habrían querido salírsele del traje plateado a
cierta distancia del pico emplumando su canto con
la cresta al fondo del patio. Por fuera un ciprés azul
somnoliento tendía lentamente sombreada la tarde
navegante gris, con los ojos fijos en un punto dónde
la meditación se hunde, frívola, entre las hojas de
lo...

SOLAZ
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Aquella mañana el sol no salió. Estuvo esperándole la colina
más allá del lago, sin atravesar la montaña, cálida alfombra
azulverdosa detrás de la ventana cerca de la escalinata dejada
abierta entre las páginas de un libro clavado enmedio del desierto
incluso el ataúd, y la gente qué había llegado desde la calle en
gran actividad arrojando los gritos qué crecían dentro, en el
profundo silencio cubriendo los confines de la casa con los pasos
inseguros de quien ha pretendido esconder el dolor harto tiempo
conocido al contacto del espíritu que palpa el roce al unísono mil
lágrimas que traen del ayer el crepúsculo de una sonrisa esperando
asomar de nuevo el agua, y no perder la cosecha por no haber
cambiado nada a su paso entre los fres...
NOCTOLEOS
__Autor: JOEL FORTUNATO REYES PEREZ
Una noche pidió sombra a la nieve lejana
¡Oleos de la noche transitoria cumbre!
entre las plumas de arista cercana
la esquina de la tarde qué no canta
ni cristales ni alfileres noctámbulos.
¡Oleos, óleos!
Por el desnudo hueco sin gente
la ceniza fresca devora
la sed sin sufrimiento
el rincón de los cangrejos
el ratón de los canguros
¡Noctóleos, piensa, sí, en esos noctóleos!
Porqué en la sed inútil de la vieja nube viaja
la cuchara del harapo sin rodillas riendo
al hambre de la cerca y el ganado fuera
perdida voz de cisne derretido el plomo
en el ruido enredado qué se esconde ya
cambiando al huevo de rituales maduros
al trote de los gases y los cactus ya
en el mundo de los cascos y las larvas
hilos tibios al extraño gemido...
v.03.15:0,706
GestionMax
Novedades   Contacto   buscador   Mapa web   

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar